China seduce a Brasil con decenas de acuerdos y millonarias inversiones

Relaciones​El intercambio comercial entre China y Brasil se multiplicó por 25 en una década

Brasil y China firmaron 35 acuerdos de inversión y cooperación por más de $53 mil millones, en un ambicioso plan conjunto hasta 2021, que inyectaría fondos frescos en la alicaída economía del país sudamericano.

"El plan de acción conjunta 2015-2021 que firmé con el primer ministro inaugura una etapa superior de nuestra relación", dijo la presidenta brasileña Dilma Rousseff, antes de anticipar que viajará a China en 2016.

La iniciativa incluyó un convenio para financiar proyectos de la atribulada petrolera estatal Petrobras por $7.000 millones, según documentos distribuidos por la presidencia. Y también el cierre de la venta de un primer lote de 22 aviones de un total de 60 encargados a Embraer y la creación de abultados fondos de inversión y desarrollo.

La larga lista anunciada durante una ceremonia en la que Rousseff recibió al primer ministro chino, Li Keqiang, incluyó asimismo un memorando entre la minera brasileña Vale y el banco ICBC para ofrecer servicios financieros por 4.000 millones de dólares.

Uno de los emprendimientos con mayor potencial, y también más espinosos por su eventual impacto ambiental, fue la puesta en marcha de los estudios de viabilidad para una monumental ferrovía que cortará Sudamérica desde Brasil a Perú, cruzando la Amazonia, para exportar bienes del país sudamericano por el Pacífico.

"China y Brasil están promoviendo la construcción de infraestructura, y China tiene muchas experiencias ricas y nos gustaría cooperar con Brasil para reducir sus costos", dijo Li.

El proyecto implica construir ferrovías desde el océano Atlántico al Pacífico, para abaratar los gastos de transporte de las exportaciones de commodities brasileñas al gigante asiático, como la soja y el mineral de hierro.