Chinchilla abusó de su poder al pedir avión, dice Presidente de compañía que lo prestó

El presidente de THX Energy, Carlos Arturo Espinosa, propietario del avión usado por la presidenta Laura Chinchilla en un viaje a Perú el pasado 11 de mayo, aseguró que la mandataria abusó de su poder para que se diera el préstamo.

Las declaraciones las dio Espinosa al periódico colombiano El Espectador.

Espinosa respondió que no es habitual que los mandatarios presidenciales pidan a empresas privadas un avión prestado, pues “en todas las legislaciones y sobre todo de estas regiones, eso se llama cohecho o abuso de poder”.

Un informe de la Procuradoría de la Ética costarricense reportó que la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, el exministro de Comunicación, Francisco Chacón, y la exasistente de la presidente, Irene Pacheco, incurrieron en faltas ética por ese viaje. No obstante, esa entidad reconoció que no hubo faltas a la legislación y que existe un impedimento para ordenarle sanciones a los implicados.

Espinosa defendió su accionar pues no no se cometió ningún delito, pues “simplemente aquí hay un tema de abuso de poder”.

A través de su investidura, ella nos solicitó un favor y nosotros accedimos. “Es muy complicado decirle al presidente de un país que uno no le va a prestar el avión, agregó Espinosa.

El empresario explicó que su avión fue utilizado por la presidenta debido a “la solicitud de una cortesía a través de un funcionario suyo, Luthwig Sibaja” a los pilotos de la aeronave.

Para Espinosa, Chinchilla fue vanidosa y mentirosa: “Vanidosa porque le pide a particulares que le suministremos un avión para vuelos privados que salen de la solicitud de su despacho, en ningún momento nosotros la buscamos a ella ni nada por ese estilo. Y mentirosa porque dice que a ella la engañaron, cuando en realidad entre la solicitud del préstamo y la disposición del avión”.

El dueño de THX Energy concluyó que Chinchilla le “mandó un correo a nuestros funcionarios y adicionalmente a uno de sus funcionarios para que nos agradeciera”.

¿Por qué les pedía particularmente a ustedes el avión? ¿Cómo llega un presidente a pedirle a cualquier empresa un avión?

Es importante aclarar varias cosas. Primero, uno no le niega un favor a un presidente. Segundo, la República de Costa Rica no tiene avión presidencial y por eso la presidenta pide prestados los aviones a los particulares. Lo que pasa es que los particulares de tantas veces que se los han pedido se han empezado a negar. Por eso es que nos terminan pidiendo a nosotros el avión, aprovechando que lo teníamos en tránsito en el aeropuerto de San José.

¿Porque otros se negaron, por descarte solicitaron a ustedes el préstamo del avión?

Más o menos. Lo que pasó es que la presidencia se lo solicitó primero a canal 7 y ellos le dijeron que no lo tenían disponible pero que sabían que había un avión en transito, que era el nuestro, y le dijeron que le facilitaban nuestro contacto. Es así como los funcionarios de presidencia nos envían un correo solicitando el avión a manera de cortesía para un vuelo privado.

¿Es habitual que los presidentes pidan como cortesía a las empresas privadas un avión prestado para que los transporte de un lado a otro?

No es nada habitual. De hecho, en todas las legislaciones y sobre todo de estas regiones, eso se llama cohecho o abuso de poder.

El cohecho es un delito en donde participan dos ¿quiere decir que bajo las normas de Costa Rica ustedes aceptan que cometieron un delito?

No. Simplemente aquí hay un tema de abuso de poder. Ella a través de su investidura como presidenta de un país nos solicitó un favor y nosotros accedimos. Básicamente porque es muy complicado decirle al presidente de un país que uno no le va a prestar el avión. Sobre todo cuando nosotros utilizamos el aeropuerto de San José como “hub”, es difícil negarse.

¿La presidente de Costa Rica ya le había pedido a su empresa el avión prestado en otras oportunidades?

Sí, para viajar a Venezuela con motivo del entierro del presidente Hugo Chávez, y también lo pidió como una cortesía y como un favor que pedía el despacho de presidencia.

La presidente Chinchilla, en medio de sus explicaciones, dijo que ustedes la habían engañado…

¡Eso no fue así! Nosotros nunca la engañamos. Somos nosotros los que nos sentimos engañados y maltratados porque le prestamos el avión y le salimos a deber. Ahora la víctima es ella cuando las víctimas somos nosotros.

¿Su empresa tiene negocios en Costa Rica?

No tenemos negocios en Costa Rica ni intereses en ese país.

¿Entonces, por qué el avión constantemente pasa por el aeropuerto de San José?

Simplemente se utiliza como un “hub” entre EE.UU. y Sur América.

Si no tienen negocios en Costa Rica y sólo están de tránsito por el aeropuerto de San José, ¿Por qué el Gobierno los conoce y se siente en el derecho de solicitar un favor de tal magnitud?

Porque hemos hecho tránsito en varias oportunidades. Además Costa Rica es muy pequeño. No es que nos conozca ni que nos hayamos presentado.

Usted dice que THX no tenía negocios en Costa Rica, entonces ¿por qué el señor Gabriel Morales Fallón, fundador de la compañía, vive en ese país?

No sé actualmente en dónde estará viviendo, dicen que vive allá pero no lo sé. Y el hoy no tiene ninguna relación con la empresa. El fundó la compañía en el 2005 en Colombia y en el 2008 vendió toda su participación a dos exfuncionarios venezolanos de PDVSA, quienes se presentaron al proceso de ronda ante la ANH. Se les adjudicó el contrato Llanos 33 con ocasión a todo el volumen de inversión que hay que hacer para los contratos de exploración y perforación, los venezolanos no tenían los recursos y Morales Fallón les presentó dos compañías públicas canadienses para que hicieran el volumen de inversión aproximadamente en 25 millones de dólares. Ante ese volumen de inversión, las compañías canadienses pagaron la comisión a Morales y esas compañías hicieron la inversión con THX.

Si es así como usted dice que él vendió la compañía en el 2008 ¿por qué después de eso se registran viajes de él en el avión de la empresa?

Porque la actividad de él es ser lobbista, se dedica a presentar negocios. Dentro de lo que nosotros estábamos buscando para algunos negocios se le facilitaba el avión cuando había la oportunidad. Era una relación de resultados.

¿A pesar de no ser parte de la empresa, él los seguía asesorando y buscando negocios?

No era asesor de la compañía. El sólo tuvo tres contactos con la empresa: uno, el que le estoy diciendo de los canadienses y los otros dos son inversiones en aceite de palma y el suministro de diez taladros para PEMEX. El estaba haciendo el lobby y buscando poner a la compañía como operador de esos equipos ante PEMEX. Esos negocios se cayeron por cuenta de todo este escándalo.

¿A cualquier persona que les haga este tipo de enlaces para poder hacer negocios le prestan el avión como medio de transporte privado?

No, simplemente se nos presenta un negocio, unas oportunidades que nosotros evaluamos y miramos con toda la rigurosidad del caso, no es a cualquier persona, y si hay unas oportunidades que sean serias lo facilitamos.

El escándalo se desató por la presunta relación de Morales Fallón con ‘Chupeta’ ¿Ustedes sabían de esos presuntos vínculos?

A él lo investigó la fiscalía y ha dicho claramente que no hay una relación entre Morales y Chupeta. Sin embargo, a Morales le tocará defenderse solo y tendrá que dar las explicaciones del caso. Para nosotros es muy incómodo que nos saquen este tipo de relaciones porque detrás de todo esto hay una tragedia humana. Aquí hay empleados que tiene el legítimo derecho de tener un patrimonio y sacar sus hijos adelante, y que nos relacionen con Morales y con Chupeta, y con todas estas personas indeseables, no tiene nada que ver con el proceder limpio y transparente de cara al Estado colombiano.

Los relacionan con Morales por todo lo que le he nombrado en esta entrevista…

Si existiera alguna relación con Morales, habríamos contratado alguno de sus equipos, pues él tiene negocios en Colombia. Nunca hemos contratado nada con él, no tenemos ninguna relación ni directa ni indirectamente.

¿Ustedes han tenido contacto con la presidenta o el Gobierno de Costa Rica después de todo este episodio?

No, nunca hemos tenido contacto con ellos, aquí lo que pasó es que la presidenta Laura Chinchilla obró de una manera vanidosa y mentirosa. Vanidosa porque le pide a particulares que le suministremos un avión para vuelos privados que salen de la solicitud de su despacho, en ningún momento nosotros la buscamos a ella ni nada por ese estilo. Y mentirosa porque dice que a ella la engañaron, cuando en realidad entre la solicitud del préstamo y la disposición del avión, ella mandó un correo a nuestros funcionarios y adicionalmente a uno de sus funcionarios para que nos agradeciera.

El Gobierno desmintió, através de su ministro de Comunicación, que Chinchilla dijera que fue engañada por la empresa de Espinosa.

carlos roverssi

Roverssi agregó que no pueden aceptan los adjetivos empleados por el empresario colombiano para describir a la mandataria, pues “el mismo ratifica que no ha tenido contacto con la presidenta (…) sino que fue el equipo administrativo quien pidió la aeronave.