Chinchilla anuncia nuevas inversiones para "compensar" salida parcial de Intel

La presidenta Laura Chinchilla dijo este martes que el cierre de la planta manufacturera de Intel y la salida de Bank of America del país sólo tendrá un impacto temporal, porque en lo que resta del año vendrán nuevas inversiones que compensarán la perdida de esos 3 mil puestos de trabajo.

Chinchilla aseguró que el gobierno le solicitó a la firma estadounidense cesar a los empleados de la manera más gradual posible a la espera de las nuevas compañías.

Chinchilla no precisó en cuáles sectores se darán las inversiones, ni su origen.

Aclaró que la medida de Intel se debió a una reestructuración global de la empresa y no a malas decisiones de su gobierno o porque el país haya perdido competitividad.

Sobre Intel, manifestó que desde noviembre del año pasado personeros de COMEX se pusieron en contacto con la empresa para conocer sus planes de reestructuración que los medios alrededor del mundo anunciaron en esa oportunidad.

En el caso de Bank of America, aseveró desconocer los detalles de la salida, pero dijo sentirse dolida por ambas decisiones.

Chinchilla ofreció las declaraciones este lunes por la tarde, tras la firma del contrato de inicio de la ampliación de Circunvalación Norte, en la Uruca.

La corporación de tecnología Intel confirmó este martes por la manaña, mediante un comunicado de prensa, que cerrará su planta de Ensamblaje y Prueba antes de fin de año.

Esta decisión implica el despido de 1.500 empleados, quienes "contarán con el apoyo necesario en su proceso de transición y reinserción laboral", según el documento.

Mientras, Bank of America despedirá a 1.500 trabajadores por el cierre de sus operaciones en Costa Rica.