Chinchilla dice sentirse liberada a pocas horas de dejar la Presidencia

La presidenta Laura Chinchilla aseguró este miércoles, un día antes de entregar el poder, que ya no tiene esa sensación de cargar sobre sus espaldas con todo lo que acontece en el país.

Afirmó que logró liberarse de ese sentimiento el martes anterior, tras la reunión que sostuvo con su sucesor, Luis Guillermo Solís, aunque reconoció que siente nostalgia por el cargo que deja.

Chinchilla añadió que espera que los costarricenses la recuerden como "una mujer luchadora", que aunque perdió algunas batallas, "nunca dejó de luchar.

Reconoció que lo que más desea ahora, al dejar el cargo, es "quitarse los tacones" y dejar de pensar en cómo vestir.

Chinchilla dijo que espera continuar dialogando con la población y mantenerse activa en la política a lo interno del Partido Liberación Nacional (PLN).

Esas declaraciones las dio este miércoles por la mañana después de participar en un recorrido en tren que hizo desde San José hasta San Joaquín de Flores, Heredia, el último avance de ese tramo que llegará hasta Alajuela.