Chinchilla "rechaza" y "repudia" espionaje de EE.UU. a líderes mundiales

La presidente Laura Chinchilla dijo sentir "preocupación" por los nuevos casos espionaje, por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos, a varios líderes mundiales.

Documentos filtrados por el excontratista de esa organización Edward Snowden y dados a conocer por medios europeos revelaron que fueron espiadas las llamadas telefónicas de la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y los correos electrónicos del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su antecesor, Felipe Calderón.

Chinchilla aseveró que se une al "rechazo" y al "repudio" que han expresado otros mandatarios, aunque dijo que no es momento para que cada país le pida informes al Gobierno estadounidense.

Más bien, se unió al llamado de su homóloga de Brasil, Dilma Roussett, de llevar la discusión a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esto, con el fin de regular el manejo de información confidencial en Internet.