Chinchilla resta importancia a encuestas y dice que aún "cuenta con cariño de la gente"

La presidenta Laura Chinchilla restó importancia a las encuestas que la ubican como la mandataria peor evaluada por los costarricenses.

Dijo que lo que le importa es que "aún cuenta con el cariño de la gente" que siente cuando visita comunidades.

Agregó que los indicadores que se deben tomar en cuenta son los que miden los avances de Costa Rica en materia económica a nivel internacional.

Chinchilla también manifestó que al final de su gestión, el país quedará mejor que cómo ella lo recibió en 2010.

La última encuesta de la firma Unimer para La Nación revela que a noviembre, un 61 por ciento de la población califica de mala o muy mala la labor presidencial, mientras que solo un 11 por ciento la considera buena o muy buena.

Chinchilla ofreció estas declaraciones este martes en el Museo de los Niños, tras participar de la celebración de Navidad con niños de diferentes regiones del país.