CIA utilizó métodos brutales e inefectivos, revela reporte sobre torturas luego de atentados a Torres Gemelas

InformeSe detuvieron al menos a 119 personas y 39 fueron torturados

Torturas brutales y métodos inefectivos para obtener información de los detenidos fueron algunos de los principales hallazgos del informe revelado este martes por el Senado de los Estados Unidos, sobre el Programa de Detención e Interrogación que utilizó la Agencia Central de Inteligencia (CIA), luego de los atentados de 11 de setiembre de 2001 a las Torres Gemelas en Nueva York y otros objetivos en Estados Unidos.

El estudio, de 6.700 páginas, se realizó entre 2009 y 2012, y su resumen ejecutivo fue dado a conocer a luz pública este martes.

El documento de 525 páginas, que incluye párrafos enteros cubiertos por una tinta negra para proteger información confidencial, apunta que la CIA impidió que el Congreso y la Casa Blanca tuvieran acceso a información sobre lo ocurrido.

Los brutales métodos de interrogatorio "no fueron una forma eficiente de adquirir información precisa u obtener la cooperación de detenidos", señala el informe, que sin embargo apuntó que la CIA insistía en la eficacia del sistema.

El estudio del Senado también denuncia que la CIA "no llevó un conteo profundo o preciso del número de personas que detuvo, y del número de detenidos que no reunían las condiciones mínimas para ser detenidas".

El documento contiene duras revelaciones sobre el programa secreto que puso en marcha el gobierno del presidente George W. Bush (2001-2009) para interrogar a las personas consideradas sospechosas de tener vínculos con Al Qaida, después de los ataques del 11 de septiembre.

Los sospechosos fueron sometidos a técnicas que incluían el ahogamiento simulado, mantenerlos durante períodos prolongados en posiciones incómodas, impedirles dormir y otros métodos que fueron aplicados en centros de detención clandestinos manejados por la CIA y en la prisión de la base militar de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo en la isla de Cuba.

Estos son algunos de los principales hallazgos:

  1. Las técnicas de interrogación usadas por la CIA no fueron efectivas para obtener información de los detenidos.
  2. La justificación de la CIA para usar esos métodos, se basó en información imprecisa sobre su efectividad.
  3. Las interrogaciones fueron brutales y peores que lo que habían dicho representantes de la CIA y políticos. Lo mismo sucedió con las condiciones de reclusión de los detenidos.
  4. La CIA dio información imprecisa al Departamento de Justicia, lo cual impidió un análisis legal adecuado del programa de Detención e Interrogación.
  5. La CIA evitó que el Congreso y la Casa Blanca examinaran el programa.
  6. La CIA coordinó la publicación de información clasificada a los medios, que incluía información imprecisa relacionada con la efectividad de las técnicas de interrogación.
  7. La CIA contrató dos psicólogos para desarrollar las técnicas de interrogación. No obstante no tenían experiencia de interrogadores, conocimientos sobre Al-Qaeda o terrorismo ni conocimientos relevantes culturales y lingüísticos relacionados con la labor.
  8. Los detenidos fueron sometidos a técnicas de interrogación que no fueron aprobadas por el Departamentos de Justicia de los Estados Unidos
  9. La CIA no llevó un registro preciso del número de detenidos ni de los individuos que no cumplían el procedimiento legal necesario para su detención.
  10. La CIA en raras ocasiones reprimió o pidió cuentas a su personal que cometiera actividades inapropiadas o faltas.
  11. El programa dañó la reputación internacional de Estados Unidos e implicó costos monetarios y no monetarios para el país.