Mayoría de nicaragüenses refugiados en el país son estudiantes y opositores de Ortega, señala informe de CIDH

protección​Comisión pide a Costa Rica mejorar sistema de tramitación de solicitudes

Estudiantes que participaron en manifestaciones, opositores del gobierno de Daniel Ortega y defensores de los derechos humanos son los principales solicitantes de refugio a Costa Rica provenientes de Nicaragua.

Este hecho es parte del informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rindió tras su visita al país el pasado mes de octubre.

A esa conclusión llegó la organización tras realizar una serie de testimonios de personas solicitantes de refugio que llegaron al país desde mediados de abril producto de la crisis que estalló en territorio nicaragüense.

"Las personas que se han visto forzadas a migrar de Nicaragua y solicitar protección internacional en Costa Rica son en su mayoría estudiantes que participaron en las manifestaciones y protestas, defensores de derechos humanos y líderes de movimientos sociales y campesinos, personas que han contribuido y apoyado a estas personas a través de la provisión de alimentos, casas de seguridad y medicinas, así como médicos, periodistas y exmilitares y policías que se han rehusado a participar en actos represivos ordenados por el Gobierno", detalló la Comisión.

La: Nicaragua niega entrada a ONG que acudía a reunión de trabajo con CIDH.

De acuerdo con los testimonios, estas personas huyeron de su país debido a que su vida, integridad y libertad persona corrían un grave riesgo de ser violentadas por el Estado nicaragüense, donde fueron víctimas de atentados, amenazas a sus allegados, órdenes de captura e imputaciones arbitrarias, entre otros.

La directora de Migración y Extranjería, Raquel Vargas, comentó que estas personas no son las únicas que sufren estas situaciones sino también sus familias que también han tenido que acudir a la solicitud de protección especial en Costa Rica.

La CIDH reportó que unas 35 mil personas figuran como solicitantes de refugio en el país durante este año, sin embargo, el 80 por ciento se trata de nicaragüenses que ya residían en territorio costarricense.

Los picos más importantes de peticiones se dieron durante los meses de junio a agosto (3.344, 5.279 y 4.055, respectivamente). Vargas señaló que para septiembre las cifras bajaron significativamente a unas 2.500 y para el mes anterior llegó a 1.200.

Lea: Tres estudiantes condenados a 17 años por "terrorismo" durante protestas en Nicaragua.

La Comisión felicitó a Costa Rica por su política de fronteras abiertas para los nicaragüenses que se ven forzados a huir de su país y pidió que esta medida permanezca. A su vez, hizo un llamado a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que brinden cooperación en esta materia.

Llamados de atención

El informe que rindió el equipo de trabajo también encontró deficiencias en el sistema para la tramitación de solicitudes de refugio en el país y pidió mejoras en ese sentido.

"Durante la visita la CIDH pudo observar la existencia de diversos desafíos que tienen un impacto en el goce efectivo de los derechos humanos de las personas nicaragüenses con necesidades de protección internacional. Entre ellos destacan lo costoso de acceder al procedimiento de asilo mediante el sistema de llamadas; la larga duración de los procedimientos, mismos que pueden llegar a durar de un año a un año y medio, sin recibir una respuesta a la solicitud; la falta de acceso al derecho al trabajo sino hasta después de al menos 9 meses desde la solicitud de la cita, mínimo 90 días de haber formalizado la solicitud de asilo y la negativa de las autoridades migratorias de adelantar el permiso laboral cuando se cuenta con una solicitud de empleo", destaca la Comisión.

Otras carencias tienen que ver con la falta de apoyo psicosocial y dificultares para que las personas puedan disfrutar plenamente de su derecho a la salud, vivienda , educación y trabajo.

Al respecto, la directora de Migración señaló que el aumento en solicitudes de refugio ciertamente provocó una saturación de su capacidad de atención, no obstante, prometió que en los próximos días se solvente esta situación con la entrada en funciones de 30 personas contratadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Lea: Papa reafirma a canciller Campbell compromiso por crisis en Nicaragua y asegura que lleva a ticos en el corazón.

La CIDH llamó la atención sobre la condición en la que se encuentran los centros temporales de atención a migrantes ubicados en la Zona Norte del país. Según visitas y testimonios que logró recabar el equipo de trabajo, hay condiciones precarias para las personas que utilizan esta facilidad.

Vargas discrepó de este criterio e indicó que estos sitios tienen como finalidad ofrecer servicios de primera necesidad como un lugar a dónde dormir, agua potable, alimentos y asistencia profesional.

Sobre los reportes de presencia de roedores y serpientes dados a conocer por la Comisión, la directora de Migración indicó que nunca han recibido una queja al respecto por parte de quienes se hospedan en los centros, cuya promedio de estadía es de tres a cinco días.

Las autoridades costarricenses se comprometieron con la CIDH a implementar las recomendaciones hechas tras la visita y a seguir colaborando con los nicaragüenses.

La crisis en Nicaragua estalló en abril anterior enmarcada por represión a las protestas. La Comisión reporta 325 muertes desde entonces.