No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Científicos dudan de estudios de INCOPESCA sobre pesca de arrastre ​

​Están asombrados por velocidad en que se dieron los resultados de la investigación 

Los tres meses que según tienen entendido diversos científicos costarricenses duró el estudio del Instituto Costarricense de Pesca y Acuacultura (INCOPESCA) para conocer el comportamiento del camarón en las aguas costarricenses, los hace dudar sobre los resultados de la investigación.

Los datos por el momento solamente son manejados por el INCOPESCA y no han revelado a la población costarricense el contenido de los estudios, al menos hasta que quede en firme el acuerdo el próximo 24 de noviembre.

"Estoy un poco preocupado porque nadie aparte de INCOPESCA conoce los estudios que ellos están mencionando y bajo los que se están sustentado para decir que el arrastre de repente es sostenible. Estos estudios tardan más un año, por lo menos, para ver durante toda la época (seca y lluviosa) el comportamiento del arte de pesca", comentó el gerente de Ciencias de Fundación Marviva, Erick Ross, este miércoles en el programa Nuestra Voz.

La misma preocupación comparte la representante de la escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional (UNA), Rosa Soto, quien también desconoce por completo el estudio que realizó INCOPESCA y en el cual se respalda para habilitar nuevos permisos de pesca de arrastre a pesar de prohibición de la Sala IV dada en 2013.

"Estas investigaciones no se hacen en 2, 3 o 4 meses, se requiere de mucho más tiempo. No solo para medir el efecto del arte de pesca, sino también para ver la recuperación, que es importante y se está dejando de lado", dijo Soto.

Ambos científicos fueron claros que estos estudios siempre requieren de mucho tiempo. Por ejemplo, Ross mencionó uno en el mar Mediterráneo que tardó más de cinco años.

"Lo que hace es ver cómo los fondos marinos que han sido afectados por el arrastre se han ido recuperando y tengo entendido que estos estudios (los del Instituto) se hicieron en tres meses, entonces me parece muy extraño que ahora existe una sustento científico para defenderlo", señaló.

Soto igualmente dio el ejemplo de la investigación que realizó José Ángel Palacios en 2013 en la que explica sobre la explotación de camarón en el país.

Por su parte, en el caso del director en Conservación Internacional (CI), Marco Quesada, lo importante es estar vigilando pues lo que está en juego es el uso de nuestros mares, que además son grandes fuentes de turismo para el país.

"Nosotros somos un país que vende sostenibilidad, por eso nos visitan millones de personas, exportamos mucho y la sostenibilidad no es viable con ciertas prácticas", aseguró.

La pesca de arrastre es una de las más dañinas prácticas, pues barre con el fondo marino y recoge un 80 por ciento de especies diferentes al camarón, por lo que regresan muertas al mar.

El gobierno del presidente Luis Guillermo Solís decidió revivir esta práctica pese a su prohibición en 2013, instaurando nuevas licencias a pescadores.