No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Científicos ya cuentan con neuronas vivas para estudiar el cerebro humano

​Tejido cerebral fue donado al Allen Institute for Brain Science, en Estados Unidos, por parte de 36 pacientes que se sometieron a cirugía.

No es lo mismo estudiar tejido cerebral muerto a vivo y, aunque las investigaciones en ratones han sido útiles como punto de partida, los cerebros de animales son diferentes a los humanos.

Por eso, esta semana cuando el Allen Institute for Brain Science -con sede en Estados Unidos- anunció que incorporó información neuronal a su base de datos de acceso libre, investigadores de todo el mundo aplaudieron la iniciativa.

Al ser de acceso libre, los neurocientíficos costarricenses -por ejemplo- podrán consultar estos datos para enriquecer sus proyectos. La consulta se puede hacer a través del sitio web http://celltypes.brain-map.org.

Este primer paquete de información incluye las propiedades eléctricas de aproximadamente 300 neuronas corticales vivas de diferentes tipos, reconstrucciones en 3D de la anatomía de 100 células y modelos computacionales que simulan el comportamiento eléctrico de esas neuronas.

“Nuestro objetivo es comprender realmente cómo funciona el cerebro humano, no solo los cerebros de ratones u otros animales que la mayoría de los neurocientíficos estudian. No hay mejor manera de hacerlo que examinar directamente las células vivas de la corteza humana”, manifestó Christof Koch, científico jefe y presidente del Allen Institute for Brain Science.

Asimismo, Koch continuó: “El cerebro humano es la pieza más compleja de materia altamente organizada y activa en el universo, y es fundamental comprender sus componentes básicos si alguna vez esperamos comprender cómo funciona en su conjunto”.

A futuro, se espera que esta base de datos cuente con perfiles de expresión génica, los cuales estarían basados en mediciones realizadas a los genes utilizados en 16.000 células individuales provenientes de tres cerebros humanos adultos.

Donación

Este paquete de información científica fue posible gracias a la donación de tejido cerebral de 36 pacientes que se sometieron a cirugía para tratar epilepsia o tumores. Usualmente, los médicos deben remover un trozo pequeño de corteza para alcanzar el sitio donde se realizará el procedimiento quirúrgico.

Generalmente, ese tejido de la corteza se desecha. Pero, gracias a una alianza entre neurocirujanos de la ciudad de Seattle y el Allen Institute for Brain Science, ahora se pide a los pacientes su consentimiento para donar ese material.

Según Koch, quien participó como panelista en la Conferencia Mundial de Periodismo Científico (WCSJ 2017) que tiene lugar esta semana en San Francisco (Estados Unidos), ese tejido se transporta rápidamente al laboratorio donde los investigadores lo procesan. De hecho, este material tarda más en degradarse que el proveniente de ratones, por lo que pueden trabajar con él por más tiempo.

Koch espera que más neurocirujanos y pacientes se sumen a la iniciativa y, con ello, contribuyan a robustecer esta base de datos y así lograr un mejor conocimiento del cerebro humano.

Foto y video: Allen Institute for Brain Science