No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Jóvenes representarán a Costa Rica en mundial de videojuego de estrategia

​Equipo Guinsoo y sus Discípulos ganó eliminatoria nacional de 18 equipos

José Daniel Montealegre, Mayron Bogantes, Daniel Ortiz, Edgar Solórzano, Luis Araya y David Trejos serán quienes conformen la representación costarricense para el próximo mundial del videojuego de estrategias de cinco contra cinco, DOTA 2, que se llevará a cabo el próximo año en China, en una fecha aún por definir.

Estos seis jóvenes universitarios ganaron su clasificación luego de dejar en el camino a otros 17 equipos inscritos en la cuarta edición del torneo local, organizado por la Liga Tica de Leyendas (LTL).

Esta es la única organización en el país de deporte electrónico —normalmente llamados e-Sports— con la facultad de seleccionar delegaciones que participen en competencias internacionales bajo la bandera nacional, debido a que es reconocida por la Federación Internacional de Deportes Electrónicos (IeSF), según su presidente Felipe Montoya.

Al Guinsoo y sus Discípulos, como se llama el equipo clasificado, le tomó cerca de tres meses llegar a la final ante el Savage Magikarps, donde finalmente triunfó el 19 de noviembre en el Versus Gamming Arena, localizado en las cercanías de la Plaza González Víquez en San José, asegurando un viaje con gastos pagos al gigante asiático para medirse a los mejores exponentes del mundo en el segundo juego de estrategias más popular del planeta, sólo por detrás del League of Leyends (LoL).

Esta será la primera ocasión en la que participará un equipo costarricense en un torneo de DOTA 2, tal y como explicó Montoya.

Los boletos y la estadía de los jóvenes serán costeados por World Cyber Arena (WCA) de China, con quien la LTL tiene un convenio desde hace varios años, que ya llevó al extranjero a dos grupos nacionales para competir en la categoría de LoL en Indonesia (2016) y Corea del Sur (2017). En ambas ocasiones, Costa Rica no avanzó de la fase de grupos pero tuvo rendimientos considerables ante las potencias de Asia.

"Estamos súper emocionados por la oportunidad de representar al país. Normalmente aquí no hay este tipo de oportunidades, entonces para nosotros es una experiencia única y también lo es para la comunidad DOTA en Costa Rica. Estamos muy orgullosos de representar al país a nivel internacional", externó Montealegre. "La verdad es que ninguno del equipo se esperaba este chance de ir a China, nosotros sólo jugábamos por diversión, como ir a mejenguear y a pedir un reto, y ahora se ha transformado en un paso bastante grande para DOTA Costa Rica", agregó.

El joven, estudiante de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Nacional (UNA), indicó que tiene el apoyo de sus amigos con los que comparte su pasión por los videojuegos, mientras que señaló que en su familia la percepción sobre su hobby cambió considerablemente cuando les contó que el tiempo que pasaba jugando le valió un viaje al otro hemisferio del planeta.

Bogantes, por su parte, explicó que dedican alrededor de cuatro horas diarias entre semana a practicar contra rivales en línea o contra el videojuego, dependiendo de la disponibilidad de los usuarios.

Guinsoo y sus Discípulos se formó cerca de dos años atrás y sus miembros se conocieron a través del DOTA 2. El equipo tiene cinco integrantes titulares y un suplente.

Los premios recibidos por los ganadores también incluyen un premio económico de 200 mil colones para todo el equipo, otorgado por la LTL, que también funciona como la Federación Costarricense de Deporte Electrónico, un trofeo y una medalla para cada uno de los contendores.

El mundial inicialmente estaba programado para disputarse en diciembre del presente año, no obstante, regulaciones del gobierno chino obligaron a posponer la competencia hasta, preliminarmente, marzo de 2018.

Fotografía cortesía de: Felipe Montoya.