5 policías y 10 personas más detenidas por tráfico de personas

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía de Tráfico de Migrantes detuvieron a 5 oficiales de la Fuerza Pública por formar parte de una banda que traficaba migrantes nicaragüenses hasta San José. Los policías ocupaban puestos estratégicos en las delegaciones locales pero no eran altos mandos. Eso sí, utilizaban la información a la que tenían acceso para avisar a los traficantes sobre los retenes.

Ahora, los oficiales se exponen a una pena de hasta 10 años de prisión, en caso de ser hallados culpables. Además de los oficiales fueron detenidas 10 personas más, la mayoría de ellas taxistas informales o porteadores. En total, la banda estaba conformada por 19 integrantes, de los cuales, 4 aún permanecen en fuga, indicó el jerarca de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y futuro Ministro de Seguridad, Celso Gamboa.



El subdirector del OIJ, Gerald Campos, explicó que los integrantes de la banda que fue desarticulada este sábado por la mañana, trasladaban a los migrantes caminando por la montaña hasta cruzar el límite fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua. Luego, ya en territorio nacional, los extranjeros eran transportados hasta la capital en vehículos particulares tipo sedán o en autobuses.

subdirector del oij, gerald campos

El Fiscal General de la República, Jorge Chavarría, precisó que los "coyotes" cobraban entre $150 y $200 por persona, por lo que ganaban entre ¢5 y ¢6 millones por semana, pese a que sólo traficaban los viernes o sábados.

Además, esta banda - conocida como "Los Catarros" en Costa Rica y como "Los Talibanes" en Nicaragua - trasegaba mujeres, adultos mayores e incluso niños no sólo de Nicaragua hacia territorio nacional sino también de regreso.

Chavarría mencionó que en el operativo de este sábado participaron más de 100 agentes del OIJ, quienes efectuaron al menos 17 allanamientos a viviendas y delegaciones en Peñas Blancas, Liberia y Bagaces e incluso un hotel en San José - del que no precisó el nombre -.

En esas viviendas fueron halladas 67 nicaragüenses que ya estaban listos para ser trasladados de forma ilegal hasta el centro de la capital costarricense.


fiscal general de la republica, jorge chavarria

Las autoridades no descartan que existan personas de otras nacionalidades - además de ticos y nicaragüenses - vinculadas a esta banda y que estén operando en otras latitudes, por lo que buscarán colaboración del Poder Judicial de Nicaragua para darle continuidad a las investigaciones, aseguró el Fiscal General de la República.

Los detenidos se encuentran a las órdenes de las autoridades y el trámite judicial se llevará en Liberia. Chavarría precisó que aplican los mismos procedimientos que para los casos de narcotráfico.

Luego de 6 meses de investigaciones, las autoridades esperan solicitar las medidas cautelares este domingo y decomisar además, 15 vehículos que fueron encontrados en los sitios allanados.