No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Cisma entre BCR y Presidencia apunta a extender por tiempo indefinido crisis en la entidad

Gobierno anunció que ante negativa de renuncia abrirá procedimiento administrativo cuyo plazo es incierto

La decisión de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR) de desacatar la solicitud de renuncia del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, acrecentó el conflicto con el Gobierno y prolongará por más tiempo la pugna que desató la polémica por cuestionados créditos millonarios otorgados.

Ante la respuesta de los directores, el Mandatario anunció que el próximo martes abrirá un proceso administrativo para sacar a los siete integrantes del órgano colegiado.

En el video publicado en redes sociales donde el Gobernante solicitaba la renuncia en pleno de la Junta Directiva, y aunque ya sabía la negativa, indicó que esperaba que ellos acataran esta petición para evitar un largo proceso. El resultado fue el opuesto.

Lo que procederá ahora es la apertura de un procedimiento administrativo, el cual no tiene un plazo definido y extenderá la disputa desatada desde hace meses atrás.

La directiva del BCR, Paola Mora, indicó que desconoce cuánto tiempo puede tomar un proceso como el anterior, sin embargo, detalló que primero se deben establecer las razones por las cuales se procede con el mismo y el informe presentado por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), en el cual basa el Presidente su solicitud de renuncia, no es suficiente para hacerlo.

En este pulso de fuerzas, Solís anunció posterior a la conferencia brindada por miembros de la Junta Directiva que solicitará el próximo martes en Consejo de Gobierno abrir el procedimiento administrativo en contra de los integrantes del órgano jerárquico.

Una fragmentada Junta unida contra la renuncia

La vicepresidenta del Banco de Costa Rica, Evita Arguedas, externó que optaron por decir rechazar la solicitud del Mandatario debido a que carece de una justificación sólida dicha petición.

"La actitud del presidente de la República y en general de Casa Presidencial no da un buen elemento y no da una buena razón de consideración de lo que están pidiendo. Creo que esto más bien perjudica lo que hemos estado llevando a cabo", manifestó.

"Nos armamos de valor y le dijimos al señor presidente que no vamos a renunciar, y si quiere puede abrir un órgano instructor del proceso porque realmente nosotros aquí nada que aportar que no sea la verdad de los hechos y lo que hemos realizado durante todos estos meses de arduo trabajo", continuó Arguedas.

El directivo Francisco Molina compartió la postura de sus homólogas y señaló que fue precipitado por parte del Mandatario solicitar la salida de la Junta, ya que fueron ellos mismos los que procedieron con las investigaciones para esclarecer el otorgamiento de los créditos cuestionados, especialmente el préstamo a la empresa Sinocem de Juan Carlos Bolaños para la importación de cemento chino.

Las divisiones en el órgano colegiado fueron públicos desde que se iniciaron los señalamientos en contra del BCR. Mora fue removida de su cargo como presidenta de la entidad por decisión de sus otros compañeros, y esta a su vez ha señalado las diferencias que tiene con el director Alberto Raven.

Precisamente estos conflictos fueron la justificación que planteó el Mandatario para solicitar la salida en pleno de la Junta Directiva.

Sin embargo, esas diferencias quedaron momentáneamente solventadas y los siete miembros acordaron mantenerse en sus puestos y retar a la máxima autoridad del país.

Al respecto, Arguedas comentó que los conflictos que existen a lo interno no afectan de ninguna manera el ámbito comercial y gerencial de la entidad, por lo que no es un argumento válido para respaldar una carta de despido.

Cinco miembros de la Junta Directiva (Arguedas, Mora, Raven, Molina y Ronald Solís) se reunieron este martes posterior a la reunión en Casa Presidencial donde se les solicitó la renuncia. La presidenta de la entidad, Mónica Segnini, está fuera del país mientras que el director Gustavo Arias estaba en Pérez Zeledón, pero se comunicaron vía telefónica para respaldar a sus compañeros en la decisión.