Ciudad alemana ingenió una forma de evitar que los borrachos orinen en las paredes

Venganza​Las autoridades pintaron “los baños” más frecuentados con una pintura que repele el agua de forma inmediata

Los habitantes de St. Pauli, el famoso barrio rojo de Hamburgo, Alemania, no están contentos con la suciedad y malos hábitos de algunos turistas que van a pasar un buen rato a su ciudad, y que utilizan cualquier pared como baño público.

Viven en una de las zonas con más vida nocturna del mundo, y a pesar de que no se quejan por la música ni el desorden, sí lo hacen por esta mala, olorosa y poco higiénica costumbre de algunos.

La mayoría hombres caen en esto, pero en St. Pauli han encontrado una forma de pagarles con la misma moneda, ya que las multas y las prohibiciones han dado pocos resultados.

La solución: St. Pauli los orina de vuelta. Las autoridades pintaron "los baños" más frecuentados con una pintura "súper-hidrofóbica". La pintura especial se llama "Ultra Ever Dry" (Siempre ultra seco) desarrollada por la compañía estadounidense Resource Energy Group.

Se trata de una tecnología que repele el agua de forma inmediata, haciendo que el líquido rebote de la superficie, pringando todo alrededor, sobretodo a los borrachos.

Pintar 6 metros cuadrados cuesta alrededor de $540 y su efectividad es por un año. La pintura tiene un nano recubrimiento que repele todos los fluidos y cubre las superficies del polvo o cualquier suciedad.