Ciudad en Níger se convierte en refugio para quienes huyen de Boko Haram

Desplazados​Los hombres de Boko Haram están bien armados y en general son muy numerosos cuando atacan, por lo que también registran enormes pérdidas

Cargados de maletas en autos u ómnibus, cientos de personas están huyendo de la violencia del grupo islamista de Boko Haram en Diffa, Níger, ciudad cercana a la frontera con Nigeria.

Zinder, la segunda ciudad de Niger se ha convertido en refugio para numerosas familias.

Según autoridades locales unas 10 mil personas han llegado a Zinder en los últimos días. La mayoría ha encontrado refugio en casa de habitantes o amigos, en esta ciudad de uno 350 mil habitantes.

Con la llegada de los desplazados las autoridades apelan a la vigilancia, ya que temen la infiltración de los islamistas.

Desde los recientes ataques en Diffa, unas 10 personas sospechosas de vincularse a Boko Haram han sido detenidas en Zinder. La policía registra todos los vehículos en la entrada de la ciudad.

Los islamistas suelen estar bien armados, como atestigua el ataque del lunes en la ciudad camerunesa de Waza, donde los soldados cameruneses se hicieron con un vehículo blindado para el transporte de tropas.

A lo largo de los meses han reunido un armamento impresionante de lanzacohetes, camiones blindados, cañones, morteros, munición, armas e incluso motores explosivos.

Según los militares, no cabe ninguna duda, el arsenal de Boko Haram proviene esencialmente del ejército nigeriano. "Muchos de sus instrumentos de combate pertenecen a los militares nigerianos que los abandonaron al desertar de sus posiciones", confió a AFP un oficial superior del ejército camerunés a principios de esta semana.