Ciudadanos de Michoacán apoyan lucha armada contra narcotráfico

El Gobierno mexicano desplegó una nueva ofensiva para pacificar la región de Michoacán, al mismo tiempo que negocia la retirada de las autodefensas (ciudadanos armados) que luchan contra el dominio de narcotraficantes.

Fuerzas federales asumieron el control de los municipios de Apatzingán, al considerar el gran feudo del cartel Los Caballeros Templarios; así como de Uruapan y Múgica.

Mientras tanto, los habitantes de Nueva Italia, una de las zonas afectadas por el dominio del cartel, les mostraron su apoyo a las autodefensas.

El control de Michoacán, que es una región productora de limón y aguacate con la mayoría de sus habitantes en la pobreza, es disputado desde hace años por narcos que se aprovechan de sus montañas para esconder plantaciones de marihuana.