Coalición liderada por Arabia Saudita intensifica bombardeos en Yemen

ofensiva​Ataques se concentran en posiciones de Guardia Republicana

La capital de Yemen, Saná, sufrió el lunes por la noche los bombardeos más violentos desde el inicio de los ataques de la coalición liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes chiitas hutíes en ese país.

Arabia Saudita denunció nuevamente el apoyo que Irán otorga a los chiitas hutíes que controlan Saná y otras regiones del país en alianza con militares leales al expresidente Ali Abdalá Salé.

Los ataques de gran violencia se concentraron en las posiciones de la Guardia Republicana, cuerpo militar fiel a Saleh.

"Las milicias chiitas y el expresidente Saleh quisieron, con el apoyo de Irán, desestabilizar Yemen", declaró el martes el ministro saudita de Relaciones Exteriores, Saud al Fayçal.

"No somos guerreros pero si hacen sonar los tambores de guerra estamos listos", dijo el Ministro al hablar ante la Majlis al Shura, la Asamblea Consultativa del reino saudita.

El diario saudita Al Watan lanzó un virulento ataque contra Irán en el que advierte a los países árabes contra una posible reacción del vecino persa contra la intervención de la coalición árabe en Yemen.

La operación "constituye la mayor bofetada que haya recibido Irán en décadas", afirmó el diario.

Esta campaña "suscita la esperanza de un éxito histórico de los árabes y de una derrota de uno de sus peores enemigos: el estado persa", agregó el editorialista.

"Vivimos los ataques más violentos" en Saná desde el jueves, día en que comenzó la operación "Tormenta Firme" lanzada por Arabia Saudita, aseguró un habitante de la capital yemení.

Los aviones, que operaron durante la noche atacaron baterías antiaéreas y sitios de la Guardia Republicana en varios puntos de Yemen.

El objetivo de la coalición, que incluye una decena de países árabes, es degradar y destruir las infraestructuras militares de los rebeldes hutíes y sus aliados que amenazan con tomar el control de todo el país.

El portavoz saudita de la coalición, el general Ahmed Assiri, reconoció implícitamente la responsabilidad de la coalición en el ataque de un campo de desplazados en Al Mazrak, noroeste de Yemen, en el que el lunes murieron 40 personas y 200 resultaron heridas.

En el sur, al menos 40 personas, en su mayoría civiles, murieron en varios bombardeos y enfrentamientos.

Video: RT en Español.