Cocción e higiene son clave para evitar intoxicaciones y enfermedades con alimentos

#YoConsumidorConsumidores deben prestar atención a textura, color y aroma de los productos que adquiere, recomienda nutricionista

Una adecuada cocción de los alimentos y mantener estándares mínimos de higiene en la manipulación desde su producción hasta el momento de consumirlos, son necesarios para evitar posibles enfermedades como intoxicaciones, diarreas o alergias, entre otros.

Esta es la principal recomendación de los expertos luego de que este lunes se celebrara el Día Mundial de la Salud, enfocado este año en la seguridad que deben tener las personas en el manejo de los alimentos.

Los productos comestibles pueden contaminarse en cualquier eslabón de la cadena que lo lleva hasta la mesa. Solo en Costa Rica anualmente se presentan 312 mil casos de diarreas, muchas de ellas asociadas a problemas con alimentos. De esos casos, unas 75 personas mueren cada año.

A nivel de consumidores, la viceministra de Salud, María Esther Anchía, insta que la población a acostumbrarse a verificar que los establecimientos donde compran sus alimentos tengan permiso de funcionamiento visible y vigente: “Si no lo tiene, es una alerta”.

Cindy Hidalgo, nutricionista de la Universidad de Costa Rica (UCR), considera que los consumidores son la primera barrera. "Son ellos quienes escogen sus alimentos. Es importante prestar atención a las características básicas del alimento: textura, color y aroma. Hay que buscar comercios reconocidos por su calidad”, adujo.

Nutricionista de la ucr, cindy hidalgo

Otro paso ineludible es la preparación de los alimentos. Todas las superficies y los utensilios que se emplean en las cocinas deben ser lavadas y desinfectadas; el lavado de manos también es clave.

Evitar la recocción de los alimentos también es un factor de seguridad. “La acrilamida, una sustancia cancerígena, se forma a partir de ingredientes naturales durante la cocción a altas temperaturas (generalmente superiores a 120 ºC). Debe evitarse que los alimentos se frían o asen demasiado”, recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Uno de los alimentos que requieren de mayor atención es el pollo. En este caso Hidalgo añade que la temperatura ideal para cocinar este producto es 74 ºC, y que el aceite para cocinar no debe quemarse. Esta temperatura también es ideal para el recalentado de algún platillo.

nutricionista de la ucr, cindy hidalgo

Descongelar carnes a temperatura ambiente es un riesgo para la salud, ya que se abre una “hora feliz” para los microorganismos. En la Escuela de Nutrición de la UCR se recomienda descongelar los alimentos en agua con hielo.

A nivel de comercios Hidalgo recomienda que no deben ignorarse las medidas de seguridad en el almacenamiento de la comida.

“Hay que procurar que los pescados no se estripen, pues el organismo del animal segrega sustancias que perjudican a la carne”, recomienda.

La especialista también señala que las carnes de diferentes animales no deben mezclarse y que debe hacerse lo posible por no romper su “línea de frío”. Toda carne no debe estar a temperatura ambiente durante más de 4 horas, para evitar la proliferación de microorganismos.

A nivel de productores también hay una gran responsabilidad: evitar aguas y suelos contaminados, el empleo de fertilizantes aprobados y la prevención de enfermedades a nivel agrícola son mandatos para evitar problemas posteriores, son las recomendaciones que da Anchía.