Colegial de 14 años cumple sueño de ir a Olimpiada de Matemática, pese a pobreza y adversidades

esfuerzo​Camina cuatro kilómetros diarios para ir a clases y en su hogar no hay luz ni agua

Brandon Guido, un colegial de 14 años que cursa el octavo en el Colegio Técnico Profesional de Guaycara en Golfito, es el primer finalista de un centro educativo público en la historia de la región de Coto (Golfito, Coto Brús y Corredores) que llega a la final de la Olimpiada Nacional de Matemática.

Brandon inicia su día a las 4 a.m., debe levantarse a esa hora para alistarse y caminar cuatro kilómetros entre fincas de palma africana, ríos y puentes de hamaca, que debe cruzar para llegar al colegio. Siempre apura el paso pues no tiene electricidad en su casa y solo puede cargar la batería de su celular en el colegio.

El celular que tiene lo compró con ahorros durante tres años, con parte de una beca que le otorga el gobierno y trabajando en plantaciones de palma africana los fines de semana. Una parte de su sueldo lo dedica para ayudar a sus padres.

Su línea prepago se la recargan amigos y profesores para que pueda comunicarse por medio de mensajes de texto.

Estudia en las noches con una candela, pero a pesar de estas adversidades es el tercer mejor promedio de su colegio y una "mente brillante para los números", según profesores de la Escuela de Matemática de la Universidad Nacional.

estudiante de octavo año y finalista en olimpiada nacional de matematica, brandon guido

Brandon tiene un nivel de conocimientos en Matemática superior al de un estudiante de undécimo nivel, según dijo su profesor de esa materia en el colegio de Guaycara en Golfito, Ricardo Araya.

El secreto para lograr el éxito en la Matemática radica en estudiar hasta altas horas de la noche. Lo hace con libros prestados que consigue de vecinos y que le facilitan sus profesores. También practica con textos universitarios que le permiten elevar su nivel.

En su casa, ubicada en la comunidad de la Viquilla, tampoco hay agua potable. Él ayuda a su madre trasladando el líquido desde una naciente hasta su hogar.

El profesor de matemáticas de Brandon afirmó que el nivel de conocimientos que tiene el estudiante lo ha logrado prácticamente solo, ya que estudia por su cuenta y consulta cuando tiene alguna duda, además es el tutor de sus compañeros, quienes lo buscan antes de los exámenes.

profesor de matemática del colegio guaycara de golfito, ricardo araya

El joven, quien asistirá a la final de la Olimpiada Nacional de Matemática la próxima semana, aseguró que logró su primer sueño porque quiere estudiar matemáticas y salir adelante.

Su siguiente meta es obtener promedio perfecto en noveno para ingresar al Colegio Científico de Pérez Zeledón. Aunque eso lo obligue a abandonar a su familia por un tiempo, obtendría una beca total para capacitarse durante los siguientes años, dijo.

Brandon tiene claro que la única puerta para dejar las dificultades económicas, los trabajos ocasionales en fincas como "chapeador" y sobre todo para sacar a su familia adelante, es el estudio, por eso seguirá cruzando el maltrecho puente de hamaca, las fincas de palma africana y los kilómetros que sean necesarios para seguir su sueño.