Colegio en Hatillo crea sala de lactancia para evitar deserción de alumnas embarazadas

El Liceo Roberto Brenes Mesén, ubicado en Hatillo 2, puso a disposición de sus alumnas una sala de lactancia en las instalaciones del colegio, con el fin de que jóvenes madres no abandonen sus estudios secundarios.

Actualmente, una joven de 19 años, Joselyn Agüero (madre de una niña de dos meses) cursa su último año del colegio y es la única que hace uso de la sala, sin embargo, el próximo año, otras siete alumnas darán a luz.

El proyecto estuvo a cargo de un grupo de siete alumnos de enfermería de la Universidad de Costa Rica (UCR), quienes realizaron el diagnóstico de necesidades en la institución y, además, acondicionaron el espacio.

Los estudiantes encontraron que la principal problemática de las adolescentes madres para continuar con sus estudios es el choque entre su horario de clases y el de amamantar a sus hijos recién nacidos.

El Liceo en Hatillo es el primero del Área Metropolitana con un espacio de lactancia para las estudiantes madres.

En el 2009, el Colegio Técnico Turístico de Jacó implementó una guardería para evitar la deserción de sus alumnas.