Coliformes fecales, metales pesados y falta de cloración afectan al 12,3% de acueductos comunales en Guanacaste, Puntarenas y Zona Sur

DeficienciasEn la mayor parte de las ASADAS el personal operativo es de solo uno o dos fontaneros

Un 12,3 por ciento de las Asociaciones Administradoras de Acueductos y Alcantarillados (ASADAS) de Guanacaste y Puntarenas y Zona Sur -que se encargan de gestionar acueductos comunales y que están conformadas generalmente por vecinos- no poseen sistemas de desinfección.

En ellas se detectó que hay coliformes fecales y metales pesados como plomo, hierro y mercurio, lo cual no garantiza que el agua pueda ser consumible por la población.

Así lo advirtió la Intendencia de Agua de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), tras examinar 65 acueductos comunales en el 2015, con el apoyo del Laboratorio de Análisis Ambiental de la Universidad Nacional.

El análisis abarcó ASADAS situadas en Pérez Zeledón, Isla Chira, Santa Cruz, Esparza, Paquera, Nosara, Corozalito, Buenos Aires, Puerto Jiménez y Valle Azul, que otorgan el servicio de acueducto a 35.991 abonados, y atiende a una población total de 143.964 habitantes.

Los resultados de los sitios en los que se evidenciaron problemas se remitieron al Ministerio de Salud.

La vocera de la Aresep, Carolina Mora, expresó que otro de los problemas tiene que ver con que al ser los acueductos administrados por los mismos vecinos, tienden a cobrar un porcentaje menor de la tarifa establecida por el ente regulador.

vocera de la aresep, carolina mora

Por este motivo, se indicó que es necesario que Acueductos y Alcantarillados (AyA) efectúe una "política agresiva" para que las ASADAS cobren las tarifas fijadas y que cumplan con todos los requerimientos para administrar adecuadamente los acueductos.


Otro de los resultados del estudio señaló que los acueductos presentan situaciones de vulnerabilidad sanitaria de bajas a intermedias en las fuentes, tanques de almacenamiento y redes de conducción y distribución.

Entre el 10 por ciento y 15 por ciento tienen deficiencias altas o muy altas por la poca capacidad operativa para brindar un mantenimiento, detalla la Aresep.