Colombia reelige al presidente Santos y da luz verde al proceso de paz

Colombia reeligió este domingo al presidente Juan Manuel Santos para un nuevo periodo de cuatro años y dio luz verde al proceso de paz que el gobierno impulsa con las guerrillas para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado en el país.

Santos, que gobierna desde 2010 con una coalición de centro-derecha y obtuvo en esta elección el respaldo de la izquierda, se impuso con 50,90 por ciento de los votos frente al derechista Óscar Iván Zuluaga, quien consiguió el 45,04 por ciento, con 99,37 por ciento de los sufragios escrutados.


Los votos en blanco fueron equivalentes al 4,07 por ciento, de acuerdo con el conteo.

En una votación vital para el futuro del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Santos ganó en Bogotá y en las regiones del Caribe, mientras que Zuluaga consiguió sus apoyos en la zona central del país.

Zuluaga aceptó la derrota en un discurso que pronunció esta tarde después de que se anunciaron los resultados y tras una jornada en la que votaron 32 millones de colombianos.

"Con este resultado, Santos obtiene una victoria con un margen no tan estrecho que le va a permitir gobernar cómodamente. De todas formas, el partido de Zuluaga va a ejercer una oposición muy temperamental, pero con sólo 32 representantes de un total de 268 congresistas", dijo a la AFP Fernando Giraldo, experto en Sistemas Políticos de la Universidad Javeriana.

"Paz, paz, queremos paz", gritaban miles de simpatizantes de Santos en la sede de su campaña en el norte de Bogotá, donde sonaban las vuvuzelas y la alegría era manifiesta. "Sí se pudo", era la consigna que gritaban sus partidarios mientras levantaban las manos mostrando escrita la palabra "paz".

En el comando de Zuluaga, en el centro de la capital, el ánimo sombrío era roto por algunos gritos de "fraude", mientras algunos seguidores agitaban camisetas con el logo de la campaña.

Santos, de 62 años, y Zuluaga, de 55, ambos exministros del popular expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) y otrora aliados políticos, se enfrentaron en una campaña electoral dominada por el proceso de paz con las FARC, principal grupo rebelde del país, que el gobierno impulsa desde noviembre de 2012 en La Habana, Cuba.