Comer solo pescado, frutas y vegetales disminuye riesgo de cáncer colorrectal

#PuraVida​Estudio analizó los datos de 77,659 personas durante siete años

Seguir una dieta basada mayoritariamente en verduras, frutas, pescado y mariscos - conocida como pesco-vegetariana- reduce significativamente el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

Lo asegura la reciente investigación Vegetarian Dietary Patterns and the Risk of Colorectal Cancer realizada por la Universidad de Loma Linda, en EE.UU.

El beneficio también se observó en los que son enteramente vegetarianos, sin embargo el efecto sigue siendo mayor en aquellos que incluyen el consumo de pescado cuatro veces por semana, añade el estudio.

Notamos que los participantes también comían más vegetales, más frijoles y más frutos secos que aquellos que no son siguen ninguna dieta, explica el investigador líder Michael Orlich, quien también agrega que la alimentación es en potencia un medio para prevenir esta enfermedad.

El presidente de la Asociación de Gastroenterólogos de Costa Rica, León De Mezerville, indica que el consumo de alimentos altos en fibra -como los de un régimen de este tipo- favorece y protege el funcionamiento de estos órganos.

El estudio, publicado en la revista especializada JAMA Internal Medicine, analizó los datos de 77,659 personas pertenecientes a la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Los voluntarios compilaron un extenso cuestionario sobre hábitos de alimentación y estado de salud. Los expertos le dieron seguimiento a estos casos durante siete años.

Para obtener los resultados, clasificaron a los participantes en grupos alimentarios; más o menos la mitad de la población se categorizó como no vegetariana, indica la investigación.

La población restante se dividió en cuatro sub-categorías:

  • los semi vegetarianos -comían carne menos de una vez por semana-,
  • los pesco vegetarianos -comían pescado y mariscos, pero evitaban las demás carnes-,
  • los lacto-ovo-vegetarianos -evitaban la carne pero comían huevos y/o lácteos- y,
  • los veganos quienes evitaban todas las carnes, los huevos y los lácteos.

Al momento de procesar la información, los galenos concluyeron que, en conjunto, todo los vegetarianos presentaban una reducción del 22 por ciento del riesgo de contraer cáncer colorrectal, en comparación con los no vegetarianos.

Sin embargo, fue el grupo de los los pesco-vegetarianos donde se presentó una disminución mayor; las posibilidades de desarrollar esta enfermedad se redujeron en un 43 por ciento en esta población, detalla el estudio.

Se ha visto que las dietas vegetarianas puede ser beneficiosos para la salud en general, asegura la nutricionista Pamela Cano, quien advirte que lo que puede ser perjudicial es realizar cambios bruscos en la manera de comer.