Comerciantes en Brasil intentan seducir a ticos quienes encuentran precios caros

Santos, Brasil. Las vitrinas de las tiendas, las agencias de viajes y hasta los puestos de comida rápida intentan llamar la atención de los costarricenses que llegaron a Brasil para presenciar la participación de la Selección Nacional en la Copa del Mundo.

A lo largo de las principales avenidas y calles de la ciudad de Santos, los vendedores hacen gala de su simpatía e invitan, casi a la fuerza, a quienes no hablan portugués a que compren algo.

Lo que no saben los brasileños es que la idiosincrasia de los ticos es caminar, ver, comparar y decir al comerciante: “cualquier cosa me doy la vueltica”, lo que coloquialmente se llama “huesiar”.

Y es precisamente eso lo que los costarricenses que visitan esta ciudad están haciendo, pues encontraron un país más caro que el nuestro, y apuntan a que es la celebración de la copa la que eleva los precios, como dijo Danny Chacón, un herediano que llegó a Santos este miércoles.

Algunos costarricenses ahorraron unos colones previo a su viaje al mundial para intentar comprar algo de ropa, pero los precios con los que se encontraron les hace pensarlo dos veces antes de sacar la plata de la billetera o pasar “el tarjetazo”, como explicó Manfred Camacho.

Lo que los ticos encuentran más comodo o al menos accesible es la alimentación, así piensa Roberto Acosta, quien viajó a Brasil desde Alajuela este miércoles.