Tras atentados en París, ultraderecha obtiene victoria histórica en elección regional

votaciónPartido Frente Nacional encabeza preferencia electoral en al menos 6 de 13 regiones

La extrema derecha representada por el partido Frente Nacional (FN) obtuvo este domingo un resultado récord en la primera vuelta de las elecciones regionales francesas, obteniendo entre 29,5 y 30,8 por ciento de los votos a nivel nacional.

El partido FN dirigido por Marine Le Pen llega a la cabeza al menos en seis de las 13 regiones de Francia, por delante de la derecha (27 a 27,4 por ciento) y del Partido Socialista (22,7 a 23,5 por ciento), según estimaciones de tres institutos de sondeo.

A pesar de los llamamientos a la "movilización general" en la prensa, el empresariado, los sindicatos y los medios artísticos para frenar a la extrema derecha, el FN aventaja ampliamente a en tres regiones claves: el norte (Norte Paso de Calais Picardía), donde se presenta Marine LePen, en el sudeste (Provenza Alpes Costa Azul), donde la candidata es su sobrina Marion Maréchal LePen, y en el noreste (Alsacia Champaña Ardenas Lorena), donde se presenta el vicepresidente del partido, Florian Philippot.

Este es el último test electoral antes de las presidenciales de 2017. Más de 44 millones de electores están convocados para elegir los consejos que gobernarán las 13 regiones del país.

Tres semanas después de los más graves atentados sufridos en Francia, que dejaron 130 muertos y unos 350 heridos, las elecciones tuvieron lugar en estado de emergencia, con medidas de seguridad reforzadas alrededor de las mesas electorales.

El partido de Marine Le Pen encontró impulso a su discurso nacionalista y antimigrantes a raíz de la información de que dos de los suicidas de los atentados llegaron a Francia desde Grecia, donde entraron desapercibidos entre miles de inmigrantes.

El resultado de los comicios dependerá en gran medida de la actitud que adopten el Partidos Socialista y el Los Republicanos en la segunda vuelta, el 13 de diciembre, en las regiones en las que la ultraderecha tiene posibilidades de ganar. Allí podrán o bien retirar sus listas en favor de la otra formación, o aliarse para impedir la victoria de la extrema derecha, o mantenerse para una segunda vuelta triangular, que podría favorecer al FN.

En la segunda vuelta de las regionales pueden presentarse las listas que obtuvieron al menos diez por ciento en la primera vuelta de este domingo.

Estas elecciones nacionales son las últimas previstas en Francia hasta las presidenciales de 2017, para la cual los sondeos colocan también a Marine Le Pen en cabeza de las intenciones de voto en la primera vuelta.

Video: Euronews