Comienzan negociaciones sobre Siria con presencia de principales actores

GuerraEl gobierno sirio no participa en la mesa de negociaciones, donde la presencia de Irán –aliado de Damasco– es la que ha tenido más impacto diplomático

Los principales actores diplomáticos del expediente sirio, entre ellos Estados Unidos y Rusia, así como los rivales Irán y Arabia Saudita, empezaron este viernes a negociar en Viena una salida política al conflicto que arrasa el país desde hace más de cuatro años.

Le reunión comenzó hacia las 2 a. m. (hora local) y, aunque de momento no se espera ningún acuerdo decisivo sobre el futuro del régimen de Bashar al Asad, la presencia de protagonistas con posiciones muy divergentes ya se considera un avance.

El principal giro diplomático es la inédita asistencia de Irán, aliado de Damasco, que marca su retorno a la escena internacional tras el histórico acuerdo sobre su programa nuclear.

La semana pasada, en una primera ronda de negociaciones en Viena, los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudita y Turquía —que tienen importantes puntos de divergencia— acordaron la posibilidad de negociar juntos.

La reunión de este viernes se amplió hasta 19 participantes, con representantes de la ONU, China, Líbano, Italia, Jordania, Irak, Catar, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Omán. También participan los ministros de Exteriores francés, Laurent Fabius, británico, Philip Hammon, alemán, Frank-Walter Steinmeier y la Alta Representante de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini.

"Por fin conseguimos reunir en la misma mesa a todo el mundo sin excepciones", celebró el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, que se reunió con su homólogo iraní el jueves, al igual que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

"Esta reunión es muy apropiada, pues es la primera vez desde el inicio del conflicto sirio en que se reúne el conjunto de principales actores", declaró Fabius al llegar a Viena.

"Todo el mundo está preparado para dar un paso hacia una solución política del conflicto, que hoy puede parecer lejana", añadió su homólogo alemán.

De momento no se prevé que participe ni el gobierno sirio ni su oposición.

El primer escollo de las negociaciones es el futuro de Asad porque Washington y sus aliados occidentales y árabes quieren negociar un "calendario preciso" de salida del presidente sirio, afirmó esta semana Fabius.

En cambio, Moscú y Teherán insisten en que el presidente sirio desempeñe un papel en la transición política en Siria.