No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Comisión del cemento ve casi imposible tener informe listo para el jueves

Foro debe revisar más de 13 mil páginas de documentos, por lo que analizan pedir nueva prórroga

De más de 13 mil páginas se compone el folio de comparecencias, sin contar documentos adicionales, que debe analizar los diputados de la comisión investigadora de créditos bancarios para emitir su informe final.

El tiempo se convierte en rival de los congresistas pues a tres días de la presentación de las conclusiones existen serias dudas de poder cumplir con la fecha establecida.

El presidente de la comisión, Ronny Monge, convocará este lunes a una reunión para analizar la situación y determinar si es necesario solicitar más tiempo a sus compañeros del Congreso para completar con la labor de la mejor manera.

"La intención de la reunión es analizar si nos va a dar tiempo para entregar el informe y si no nos da chance ver si el Plenario nos amplía el tiempo para el informe. Son más de 13 mil páginas que hay que leer solo en audiencias, sin contar todas las notas periodísticas y documentos adicionales que han hecho llegar las personas que han participado", relató el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN).

Monge señaló que el trabajo requiere una entrega por parte de los miembros de la comisión bastante importante, sin embargo, no ha sido así en todo momento.

"Les he dicho a los compañeros que nosotros trabajamos hasta medianoche y todo el día cuando había cámaras y no he visto esa misma dedicación después de las cámaras. Obviamente si no se trabaja a ese ritmo es imposible tenerlo (el informe) porque es mucha información. Si recopilaste tres meses de información la única manera de poderlo procesar, sobre todo si hay despachos que no lo venían haciendo, es trabajando muy duro", manifestó el diputado.

En total, 128 personas comparecieron ante los diputados del foro investigador. Durante el proceso destacaron audiencias como la del empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños, la junta directiva (posteriormente destituida) del Banco de Costa Rica (BCR) y gerentes que ahora descuentan prisión preventiva, el fiscal general suspendido, Jorge Chavarría, el magistrado de la Sala III (también suspendido), Celso Gamboa.

Incluso, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, fue llamado a rendir cuentas, al igual que diputados de la República, ministros y otros jerarcas del Poder Ejecutivo.

Aunque la comisión inició con el objetivo de analizar la existencia de tráfico de influencias para el otorgamientos de créditos en bancos públicos, el caso del cemento chino fue tomando protagonismo hasta prácticamente acaparar toda la atención. Finalmente, los congresistas tomaron la decisión de enfocarse en este por su envergadura y el cedido a Coopelesca para la compra de una hidroeléctrica en dudoso estado.

La diputada del Frente Amplio, Patricia Mora, ha insistido en la necesidad de solicitar ampliar el periodo del foro para analizar otros préstamos dados como el de Yanber, Hidrotárcoles, entre otros.