Comisión legislativa recomienda despido de siete funcionarios de la CCSS por listas de espera en cateterismo

informe​Petición incluye también la suspensión temporal de la jefa de Cardiología del Hospital México, Sofía Bogantes, así como su reubicación en un puesto diferente al de jefatura

La Comisión especial investigadora de la Dirección Médica del Hospital México y sus dependencias conformada por la Asamblea Legislativa, recomendó este martes el despido de siete funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), debido a las largas listas de espera de ese hospital en el servicio de cardiología.

El primero en la lista fue el actual director de ese centro médico, Douglas Montero, a quien entre otros se le acusó de presunta deficiente administración, tráfico de influencias e incumplimiento de deberes.

También se solicitó el despido del jefe de medicina Carlos Chaverri, la gerente de infraestructura tecnológica de la Caja Gabriela Murillo, el auditor de la Caja Arturo Castañeda, la anterior gerente médica de la CCSS Rosa Clement (actual coordinadora de Equipo Fiscalización de Servicios de Salud), su sucesora en el cargo María Eugenia Villalta y el coordinador de la Unidad Técnica de Listas de Espera, Manuel Navarro.

"En cualquier institución y cualquier empresa el empleado que no sirve se tiene que cambiar. Aquí ya es hora de tomar decisiones, hay que determinar responsables y sancionar a quien corresponda", aseguró el diputado del Frente Amplio y miembro de la comisión, Edgardo Araya.

Junto a él, la comisión fue integrada por los legisladores Marvin Atencio (PAC), Fabricio Alvarado de Restauración Nacional, Jorge Arguedas del Frente Amplio y Juan Marín de Liberación Nacional (PLN).

Dentro de las recomendaciones de la comisión que investigó el tema desde abril anterior, se determinó también la suspensión por ocho días sin goce de salario de la jefa de Cardiología del Hospital México Sofía Bogantes, así como su reubicación en un puesto diferente al de jefatura.

Bogantes fue la funcionaria que denunció la muerte de 143 pacientes que esperaban por un cateterismo.

"Con ella también se señalaron sus responsabilidades pero se decidió valorar el hecho de haber denunciado, de levantar la voz pese a todo. No queremos dar la imagen de que aquellos que denuncien se les va a premiar perdiendo su trabajo", añadió Araya.

El informe de la comisión será enviado al Ministerio Público, la Procuraduría de la Ética, la Contraloría de la República y el Ministerio de Salud.

"Todos estos funcionarios van a gozar del debido proceso, pero nuestra expectativa es que esta investigación logre sentar las responsabilidades correspondientes y que se atienda de verdad el llamado que hace esta comisión", añadió el legislador Fabricio Alvarado.