Isla Caballo en Golfo de Nicoya debe contar con agua potable, ordena Sala IV

fallo​Localidad deberá ser incluida en un proyecto de suministro de líquido en el plazo de un año


La comunidad de Isla Caballo, ubicada en el Golfo de Nicoya, deberá contar con suministro de agua potable en el plazo de un año, según ordenó la Sala Constitucional al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), al Ministerio de Salud y a la Municipalidad de Puntarenas.

Los magistrados emitieron la resolución tras resolver un recurso de amparo presentado por un ciudadano de apellidos Umaña Leal, quien es vecino de esa localidad.

El recurrente alegó que los habitantes de Isla Caballo se abastecen de agua de pozos contaminados y que se ven obligados a trasladarse a Puntarenas o islas cercanas, por medio de botes o "pangas", para abastecerse de agua potable, una situación que resulta muy costosa para las familias de escasos recursos.

Además de incluir a la comunidad en un proyecto de suministro de agua potable, la Sala dispuso a las autoridades que adopten, de forma inmediata, realizar en el plazo de un mes los estudios necesarios para garantizar la calidad de agua de los pozos existentes en la isla.

También, se ordenó a AyA hacer las gestiones para abastecer de agua potable a los habitantes de la isla por medio de camiones cisternas.

"La omisión de las autoridades recurridas es una clara violación al derecho fundamental al buen funcionamiento de los servicios públicos, el cual consiste en prestar esos servicios de una forma continua, regular, célere, eficaz y eficiente", concluyeron los magistrados en el fallo.