Con bibliotecas y teleférico, Medellín hace olvidar a los capos colombianos

Una línea de metro con bibliotecas en las estaciones, un teleférico -o Metrocable- y más seguridad en las calles, son parte de las mejoras que implementó la ciudad colombiana de Medellín, para hacer olvidar la imagen que dejó el narcotráfico.

La ciudad tuvo en los años 90 los índices más altos de homicidios, con 380 por cada 100.000 habitantes. En 2013, la tasa es 10 veces menor, según la alcaldía de la ciudad.

La clave contra la violencia es un programa de "acupuntura urbana" que busca la integración social.

El proyecto cuenta para este año con $88 millones de presupuesto e impulsa la educación, la cultura, la salud y el despliegue de más policías.

El secreto de Medellín ha sido su capacidad para adaptar iniciativas de otras partes del mundo, lo que a su vez la ha convertido en una inspiración.