Con la presencia de Suárez, Uruguay entrenó por primera vez con el plantel completo

Con la presencia de Luis Suárez, que trabajó en el gimnasio por primera vez desde su operación de meniscos, la selección mundialista de Uruguay entrenó este lunes confiada en lograr una buena actuación en el Mundial de Brasil 2014.

"Nos sentimos con mucha confianza, sabemos que tenemos jugadores que están en los mejores equipos del mundo y no le tenemos miedo a nadie", dijo el defensor Maximiliano Pereira, en conferencia de prensa.

Pereira, del Benfica de Portugal y titular de la retaguardia celeste, definió de "momentos tristes" los vividos por el plantel al conocer la salida de dos compañeros del plantel definitivo de 23 futbolistas para Brasil-2014.

El sábado, el entrenador Oscar Tabárez dejó fuera de la Copa del Mundo al veterano mediocampista del Palmeiras brasileño Sebastián Eguren y al polifuncional Alejandro Silva, de Lanús argentino.

La decisión del 'Maestro' llegó un día después de que el equipo derrotara a Irlanda del Norte por 1-0 ante más de 45.000 hinchas que colmaron el estadio Centenario para vivar a su equipo.

El equipo titular contra los europeos formó en el ataque con la dupla formada por Edinson Cavani y Diego Forlán, elegido en Sudáfrica-2010 el mejor jugador del torneo.

Forlán, que a sus 35 años jugará su tercer Mundial con Uruguay, recordó su participación en la Copa del Mundo de 2002 como una experiencia "espectacular", mientras que de Sudáfrica 2010 destacó: "nos costó llegar, pero pudimos disfrutar".

El delantero del Cerezo Osaka de Japón comentó que está trabajando para "estar de la mejor manera posible" en Brasil 2014.

"Tenemos que intentar hacer lo mejor, nuestro objetivo es grande todo un país esta detrás, tenemos que estar a la altura para intentar hacer reír a nuestro pueblo", agregó Forlán en portugués, en respuesta a la consulta de un periodista brasilero.

Bajo la dirección técnica de Tabárez, Uruguay sorprendió con el cuarto puesto en Sudáfrica y se quedó con la Copa América de Argentina 2011, sin embargo sufrió en la eliminatoria sudamericana y recién selló su pasaje al Mundial en Brasil en repechaje con Jordania.