Con maniquíes, Venezuela busca reducir altas tasas de embarazo en adolescentes

CampañaPaís suramericano registra un embarazo cada tres minutos en menores de edad

De lejos parece una tienda de ropa escolar, pero al acercarse se distinguen tres maniquíes de niñas uniformadas con el vientre abultado: es la "Vitrina de la verguenza", una campaña contra el alto índice de embarazo precoz en Venezuela, la mayor en América del Sur.

"Cada tres minutos en promedio una adolescente se embaraza" en Venezuela, ya sea por descuido, ignorancia, deseo de ser madre, garantizarse recursos de un hombre o para recibir la protección de un criminal, explica Gabriela Rodríguez, de la organización Construyendo Futuros que instaló la polémica vitrina en un concurrido centro comercial de Caracas.

En 2012, 22,3 por ciento de los nacimientos fueron de menores de 19 años, según el Instituto de Estadística, mientras un reciente estudio del Fondo de Población de la ONU reveló que Venezuela, con 101 nacimientos por 1.000 mujeres de 15 a 19 años, tiene la mayor tasa de embarazo precoz en Sudamérica y la tercera de Latinoamérica.

Los visitantes del centro comercial que se topan con la vitrina se muestran sorprendidos y la miran de reojo sin atreverse a mirarla de frente.

"Es fuerte. Cuando una campaña es buena, habla por sí sola y visualizar un problema es la mejor manera de hacer conciencia", comenta Armando Cárdenas, el creador de la campaña.

Entre las razones del embarazo adolescente Rodríguez enumera el descuido de las jóvenes y el desconocimiento de métodos anticonceptivos, pero también la falta de un proyecto de vida ante la pobreza y necesidades en las que viven.

"En los barrios las muchachas están casi programadas: lo que tienen que hacer en sus vidas es ser madres, esperar más allá de 18 años no lo computan (consideran) y 70 por ciento de las que son madres no estudiaron y no trabajan", comenta Rodríguez.

Con un hijo de casi dos años, una adolescente de 16 -que prefiere permanecer en el anonimato- reconoce que "anhelaba tener un bebé" porque las mujeres de su poblado eran madres desde adolescentes.