No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Por "notas rojas" en activos y liquidez, CONASSIF acuerda intervenir Bancrédito

​Marco Hernández, funcionario de la SUGEF, asumirá como interventor titular

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (CONASSIF) acordó en la sesión 1385-2017 de la tarde de este viernes intervenir por seis meses el Banco de Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) luego de que los indicadores del ente público mostraran números rojos en noviembre pasado.

"Fue una decisión que no es sencilla porque tenemos que ver todos los frentes legales para poder actuar en esa línea, pero el día de hoy el Consejo tomó la decisión de intervenir Bancrédito básicamente porque los indicadores financieros del mes de noviembre mostraban una irregularidad categoría tres", mencionó el presidente de la autoridad financiera, Luis Carlos Delgado, al ser consultado por AmeliaRueda.com.

De mayo del 2017 a la fecha, el Banco ha perdido un 37 por ciento de su patrimonio.

"El activo, liquidez y rentabilidad eran los que mostraban notas rojas. Dictado esto, lo que corresponde a derecho para el Consejo es realizar un análisis técnico por parte de la SUGEF (Superintendencia General de Entidad Financieras) y una vez que lo tenemos procedemos de conformidad", explicó.

Dicho proceso abarcó desde el lunes 18 de diciembre hasta este viernes, cuando en una reunión extraordinaria CONASSIF tomó la decisión de intervenir el banco, notificándolo físicamente a eso de las 4:00 p.m.

La intervención incluye la búsqueda de acciones para recuperar los recursos hasta ahora perdidos además de dirigir gestiones judiciales para dotar de insumos al Bancrédito con el objetivo de recobrar bienes a través del debido proceso.

Para desempeñar la labor de interventores fueron elegidos los funcionarios de la Superintendencia, Marco Hernández como titular y Johanni Portilla como alterno. Ellos tendrán a su cargo la administración del ente para proteger y tutelar los intereses públicos durante los próximos seis meses.

"Él (Hernández) lleva una mesurada y ponderada indicación en el sentido de que hay servicios y actividades del banco sustantivas para el bienestar y el giro de la actividad económica del país. En ese inventario que él va a hacer en los próximos días, lógicamente, él va a observar qué cosas son rescatables y cuáles no", explicó Delgado vía telefónica a este medio.

Actualmente, la institución financiera dispone de una cartera de ¢36 mil millones.

En el 2016 Bancrédito comenzó a mostrar una problemática en sus finanzas, esto después de que sus utilidades se redujeran un tercio en comparación con el 2015 y, como consecuencia, la SUGEF solicitó a inicios del presente año que a las mismas se les diera una reinversión.

No obstante, a partir del 20 de abril se comenzó a hacer tangible la afectación que sufría el banco a partir del cierre de 6 sucursales y el despido de 33 empleados.

Entre el 28 de abril y el 19 de mayo otras 6 agencias también cerraron sus puertas.

Siete días más tarde, el 26 de mayo, Bancrédito anunció que la suspensión de actividades de intermediación financiera, entre ellas la captación de dinero y colocación de préstamos.

Para el 29 de mayo, las autoridades del banco informaron que sus clientes retiraron el 8,8 por ciento de la cartera de colocación en colones y 4,5 por ciento de su cartera en dólares.

El 14 de julio, la institución cerró todas sus sucursales, pero sus funcionarios trabajaron -exceptuando los elementales- hasta el 28 del mismo mes. Esta última fecha era el día máximo también que tenían los clientes del banco para retirar su dinero.

Gobierno responde

En un comunicado de prensa enviado a las 5:05 p.m., la Presidencia de la República manifestó su rechazo a la acción de CONASSIF, pues alega que Bancrédito salió de la intermediación financiera desde hace varios meses y desde entonces ha pagado todas sus deudas, cerrado las cuentas del público y devuelto a sus propietarios la totalidad de los fondos que resguardaba para ellos.

"Esta decisión no tendrá efectos sobre ningún otro banco del sistema financiero y por eso llamamos a la calma a todas las personas... A nuestro juicio, los argumentos del CONASSIF para la intervención no son de recibo y así se lo hemos externado. La valoración de una entidad que no hace intermediación financiera no puede fundamentarse en indicadores y análisis concebidos para intermediarios financieros que sí la llevan a cabo de forma regular. Además que la finalidad esencial de una intervención bancaria es proteger a sus ahorrantes e inversionistas y en este caso no los hay.", dice el texto.