CONAVI descuida las obras profundas y se centra en tapar huecos, según LANAMME

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) descuida las obras profundas que requieren las carreteras del país y se centra en tapar huecos y bachear la carpeta superficial de las carreteras, según el Coordinador del Programa de Infraestructura del Transporte (PITRA) del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), Luis Guillermo Loría.

Loría dijo que el Conavi tampoco ha priorizado los puntos más vulnerables de la red vial y por esa razón aparecen hundimientos como el de Circunvalación o Cambronero.

Incluso, el ingeniero precisó que atender fallas tan grandes como esas requieren otro tipo de contratos y no los de Conservación Vial que otorga normalmente el CONAVI a empresas constructoras nacionales.

Coordinador de pitra del lanamme, luis guillermo loria

Loría mencionó que si se hubiera ido reparando poco a poco, los puntos vulnerables en la red vial, el país se habría evitado muchos problemas, como el cierre de vías a raíz de hundimientos.


coordinador de pitra del lanamme, luis guillermo loria

El ingeniero insistió en que toda la responsabilidad sobre cómo se intervienen las vías no le corresponde a las empresas encargadas del mantenimiento sino a la administración pública.

Loría también precisó que además de la empresa encargada de las obras, cada zona cuenta con inspectores y compañías supervisoras.

La empresa H Solís es la encargada del mantenimiento de Cambronero, en kilómetro 77 de la ruta 1, donde un hundimiento provocó, el domingo anterior, el colapso del carril externo de la vía y fisuras en el interno, por lo que la Policía de Tránsito cerró el paso.

H Solís también se encarga de la conservación vial de Hatillo 8, en Circunvalación, donde otro deslizamiento obligó al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) a instalar dos puentes gemelos de concreto para habilitar el tránsito. Las obras aún están en desarrollo.

De hecho, a esta empresa nacional le corresponde atender 13 de las 22 zonas de mantenimiento en que se divide el país, según los contratos de conservación vial vigentes en la actualidad.