Concentración este jueves pretende presionar a diputados por aprobación de proyecto de ley sobre Bienestar Animal

Movimiento Legisladores decidieron reducir penas para permitir su avance en el Congreso.

A través de una concentración el próximo jueves frente a la Asamblea Legislativa a partir de las 11:30 de la mañana, la organización Territorio de Zaguates pretende presionar a los diputados para que aprueben el proyecto de Ley de Bienestar Animal.

La fundadora de esta institución, Lya Battle, teme a que nuevamente los diputados bloqueen el avance de este proyecto dentro de la corriente legislativa.

fundadora territorio de zaguates, lya battle

Durante ese día, Territorio de Zaguates repartirá “bolsitas con la ley vigente actual” ilustrada en todos los Melo Pets Market de San José.

El fin de estas bolsas es que con ellas las personas recojan los desechos de sus mascotas y las suban a su página personal de Facebook y así dar a conocer el descontento de la población con la actual ley.

A esta iniciativa se suman la Asociación para el Bienestar Animal y Ámparo de los Animales (ABBA), el Zoo Ave, Animales de Asís, Gatitos al Rescate, Rescate de Animales de Santo Domingo, Calle Zaguate y Telemaratón Canina.

FUNDADORA TERRITORIO DE ZAGUATES, LYA BATTLE

Este proyecto ingresó a la Asamblea Legislativa el 2 de febrero del 2015.

El texto sustitutivo de esta ley se discutirá el próximo jueves en la Comisión legislativa de Ambiente, donde se espera que se apruebe y pase al plenario.

Esto luego de que los diputados de la comisión acordaran el jueves pasado apoyar un texto sustitutivo que disminuye las penas y modificar la forma en que se tipifican los delitos, con el fin de permitir su avance.

Inicialmente el proyecto planteaba castigar con entre uno y seis años de cárcel a quien cometiera actos de crueldad y violencia contra un animal. Pero ahora el nuevo texto propone penas de prisión que van de los seis meses a los dos años para quien organice o participe en la ejecución de peleas entre animales, y de dos meses a tres años a quien les ocasione la muerte.