Congreso pagará hasta ¢3.420.000 en dietas a diputados por sesión suspendida este lunes

suspensión​Fallo en la red de datos impidió que legisladores sesionaran

El Congreso pagará hasta ¢3.420.000 en dietas a los 57 diputados por la sesión de plenario que fue suspendida este lunes.

Se trata de entre ¢50 mil y ¢60 mil en dietas que recibirán los legisladores pese a no poder sesionar, debido a que el sistema informático de la Asamblea Legislativa experimentó un falló, confirmó este martes el director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales.

Ayales explicó que los diputados reciben un salario mensual de ¢3.770.000, de los cuales ¢2.800.000 corresponden a dietas por sesiones de comisiones legislativas, plenario e incluso por reuniones entre jefes de fracciones parlamentarias.

Pero como los legisladores no son culpables del fallo técnico, que obligó a la suspensión de la sesión del plenario, no les será rebajado el pago correspondiente a la sesión.

Lo mismo ocurrirá con el pago -entre ¢50 mil y ¢60 mil- a cada uno de los legisladores que conforman las Comisiones Permanentes Ordinarias y que tenían que sesionar este martes, pero no pudieron hacerlo a raíz del mismo problema técnico.

Todas las sesiones canceladas este martes son: Comisión de Asuntos Hacendarios, Asuntos Jurídicos, Gobierno y Administración; Agropecuarios, Sociales, Económicos, Discapacidad; Juventud Niñez y Adolescencia, así como y Ciencia y Tecnología.

Esto se sumará al costo del arreglo de parte del sistema eléctrico del Congreso, que aún no ha sido definido por la empresa encargada.

Ayales indicó, además, que cada año se invierten hasta ¢400 millones en arreglos de la infraestructura de la Asamblea Legislativa, pero que no solucionan en su totalidad el problema de deterioro del edificio legislativo.

El pasado lunes, funcionarios del Departamento de Informática y de la Unidad de Mantenimiento del Congreso atendieron un reporte de avería en la red de datos de la institución.

La afectación fue provocada por un rayo que cayó la semana anterior, según explicó este lunes el jefe de fracción del Movimiento Libertario, Otto Guevara.

Puntualmente, cuatro tarjetas del módulo de potencia de la UPS -utilizado como respaldo para equipos electrónico - fueron dañadas, lo que afectó el servicio de Internet, la central telefónica, los servidores, el sistema de audio y hasta el reloj del plenario.

Este daño en la red informática le impidió a los legisladores sesionar el pasado lunes y a las Comisiones Permanentes Ordinarias sesionar este martes, según lo acordaron los jefes de fracción de los distintos partidos políticos.