Consenso y liderazgo, lo que urge el gobierno para sacar Costa Rica adelante, coinciden analistas

reto​Expertos destacan que el próximo año es vital para que el gobierno haga cambios

"Que el presidente se ponga los pantalones presidenciales, que atienda los problemas, que tome decisiones".

Las palabras son del historiador y exdiputado Vladimir de la Cruz, quien de tal forma resumió lo que, desde su óptica, debe hacer el gobierno para sacar al país adelante.

hisotriador valdimir de la cruz

De la Cruz participó en un programa especial de Nuestra Voz, en donde, junto a otros tres expertos, analizó los retos del gobierno para el próximo año.

El economista Gerardo Corrales, el exdiputado Ronlando Laclé y el director ejecutivo de Deloitte, Alan Saborío, completaron el panel.

Todos coincidieron en que se requiere de un mayor liderazgo por parte del presidente Luis Guillermo Solís, y destacaron la importancia de tejer acuerdos y alianzas con los distintos grupos políticos económicos y sociales.

exdiputado rolando lacle

Laclé lanzó duras críticas, señalando que no hay comunicación ni siquiera entre Zapote y la fracción oficialista en el Congreso.

Saborío criticó que el gobierno no asuma los temas verdaderamente relevantes e impostergables y que, por el contrario, concentre sus fuerzas en temas de menor trascendencia, lo que, a su criterio, genera malestar en la opinión pública.

Añadió que el 2016 será vital para generar acciones y promover los planes que el país requiere, pues el mandato de Solís pronto entrará en cuesta regresiva.

director de deloitte, alan saborio

No hay cambio

Gerardo Corrales calificó el desempeño del Gobierno como deficiente y cuestionó la posibilidad de generar mayor competitividad si no se toman decisiones claras y certeras, en donde se sepa quien es el que tiene las riendas del país.

"Hay que buscar consensos, sentarse y definir urgencias, sin postergarlo más, sobre todo en el tema económico", dijo al tiempo que criticó que el cambio que prometió el actual presidente al ser elegido, nunca llegó.

economista gerardo corrales