No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Construcción de acueducto de Limón empezará a finales de 2018

​Proyecto tiene pendiente estudio de impacto ambiental del SETENA

La construcción del nuevo Acueducto Integral Limón Sur empezará a finales del 2018 o durante el 2019, de acuerdo a las previsiones expuestas este martes por la presidenta ejecutiva del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga.

El arranque de las obras dependerá de la aprobación de un estudio de impacto ambiental que tiene pendiente la entidad ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), al cuál ya se le presentó el formulario de evaluación D-1.

La información contenida en el documento revelará el tipo de estudio que debe presentar el AyA ante SETENA, pero Astorga parte que este será uno de impacto ambiental.

"Lo primero sería la factibilidad y posterior de la factibilidad, que la que nos falta es solamente la ambiental, pasamos a lo que es la parte de diseño y construcción. Así que esto puede quedar para finales de 2018, 2019", manifestó la Presidenta Ejecutiva.

El acueducto del Caribe significará una inversión de ¢6 mil millones. Será financiado con recursos del AyA, el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FODESAF), así como un crédito del Banco Alemán de Desarrollo (KfW).

Astorga agregó que la iniciativa ya cuenta con la aprobación del Comité Nacional de Inversión Pública (CONIP), el Ministerio de Planificación y Política Económica (MIDEPLAN) y el Banco Central de Costa Rica (BCCR). Para la formalización sólo falta la aprobación del Ministerio de Hacienda.

El acueducto se construirá en Talamanca, para beneficio de 14.100 personas en 20 comunidades situadas a lo largo de la carretera comunica a San Box con Sixaola, a lo igual que Cocles y Manzanillo. El proyecto mejorará los sistemas de abastecimiento de agua disminuyendo la presencia de hierro y manganeso, a su vez, permitirá un mayor ahorro del recurso hídrico.

La capacidad del tanque es de dos millones de litros. Parte de las obras involucra la construcción de 96 kilómetros de tuberías y 59 hidrantes para la prevención de incendios forestales.

Con la construcción del acueducto se prevé un mayor beneficio en el sector turístico, lo que mejorará la inversión y oferta en la provincia, una de las de menor desarrollo del país.

Gerardo Vargas, diputado por Limón del Frente Amplio, afirmó también en el espacio radial que múltiples inversionistas han mostrado interés en abrir hoteles en la región caribeña, pero la falta de garantías respecto al recurso termina por ahuyentarles.

El nuevo acueducto es uno de los tres pilares para impulsar el desarrollo en la provincia a partir de la construcción de la megaterminal de Moín, a cargo de la multinacional holandesa APM Terminals. Los otros dos, según el gerente general Kenneth Waugh, son los avances en las rutas 32 (a Limón), 4 (paso fronterizo de Tablillas) y 36 (Limón-Sixaola), así como la inversión en un plan regulador, que está a cargo del Ayuntamiento local.

Al respecto, el jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Germán Valverde, manifestó que en la carretera al Caribe está pendiente la aprobación de los diseños finales para dar la orden de inicio a la empresa china CHEC, de la vía a Sixaola aseguró no tener conocimiento de avances, mientras que en el camino a la frontera norte explicó que se ha quedado sin financiamiento porque había sido incluido en un programa de préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fue consumido por la ampliación de la carretera Cañas-Limonal.

El Jerarca adicionó que la construcción de infraestructura dependerá de encontrar nuevos créditos, pues los recursos actuales están destinados a invertirse en las obras afectadas por el huracán Otto y la tormenta tropical Nate, ambos vividos en el último año.

"Este gobierno es como arriar un buey viejo, no se mueve para nada. Vieras qué duro. No se mueve este gobierno, no quiere hacer absolutamente nada. Cuando se les pregunta algo dicen: 'ay, es que el huracán Otto. Ay, es que la tormenta Nate'. Y diay, ahora sólo falta que diga que como va a haber un temblor en 22 días entonces mejor no van a hacer nada para que no se vaya a caer. Es una irresponsabilidad muy grande", dijo Vargas al respecto.