Contraloría advierte sobre poca fiscalización del Estado a empresas de seguridad privada

Un informe de la Contraloría General de la República (CGR) divulgado este lunes reveló que el Estado carece de mecanismos para fiscalizar a las empresas de seguridad privada que operan en el país.

La Dirección de Servicios de Seguridad Privados, del Ministerio de Seguridad Pública, no cuenta con información ni registros que permitan determinar cuáles compañías y cuántos efectivos cumplen a cabalidad con todos los requisitos de ley y por ende tampoco se puede saber cuando la infringen para emitir sanciones, indica el documento.

Según el informe, en los últimos 10 años la cantidad de agentes de seguridad privada creció en un 3.889 por ciento. En 2013 estaban registrados 740, mientras que en enero del año pasado esa cifra aumentó a 29.519.

Mientras, el número de empresas experimentó un incremento del 1.318 por ciento, al pasar de 74 a 1.050 en el mismo periodo de tiempo.

Incluso, a enero del año pasado la cantidad de agentes privados superó en un 133 por ciento a los efectivos de la Fuerza Pública, lo cual, a criterio de la Contraloría, infringe la ley, debido a que esa diferencia no debe superar el 10 por ciento.

El ente contralor no sólo reveló la falta de controles para una industria en crecimiento, sino también los escasos recursos que se destinan para esa supervisión, por parte del Ministerio de Seguridad.

Por ejemplo, en 2012 se reservó ¢130,4 millones, es decir, el 0,07 por ciento del presupuesto de esta cartera.

Para el gerente del Área de Servicios Públicos Generales de la CGR, José Luis Alvarado, la ausencia de controles atenta contra la seguridad del Estado y del país en general. Por tal razón, el ente contralor ordenó a Seguridad realizar un informe a más tardar el 31 de julio de 2014 para determinar cuántos recursos extraordinarios necesita para cumplir a cabalidad sus funciones.

Gerente del área de Servicios Públicos Generales de la CGR, José Luis Alvarado