No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
mapa costa rica

Casos de
coronavirus
en Costa Rica

Control policial pretende evitar jinetes borrachos en tope de San José

​Evento arrancará al mediodía desde Plaza González Víquez

Un estricto control policial bajará del caballo a aquellos jinetes que se encuentren pasados de tragos en el Tope Nacional 2017, el cual se celebrará la tarde de este martes en el centro de San José. Con dicha medida, las autoridades de la Policía Municipal del cantón esperan salvaguardar la seguridad de los presentes y los equinos.

"Es un evento en donde se autoriza el consumo de licor. Obviamente intervendremos cuando ya hayan personas evidentemente muy intoxicadas con el licor. Tanto Fuerza Pública como Policía Municipal abordaremos estas situaciones", jefe de Operaciones del cuerpo policial capitalino, Deytel Beita.

El reglamento que circuló la mañana de este martes la Municipalidad de San José establece que cualquier caballista en estado de embriaguez quedará expulsado del tope.

Las intervenciones no aplicarán para quienes cabalguen con bebidas alcohólicas en la mano.

"Hay gente que ya se ve que evidentemente está muy alcoholizada y que empieza a maltratar deliberadamente al equino, entonces nosotros ahí sí intervenimos para evitarlo", señaló Beita.

Recorrido

Se tiene previsto que a eso del mediodía unas cinco mil personas y sus bestias se apoderen de las principales vías de la capital, partiendo de plaza González Víquez.

El recorrido atravesará toda la calle 11 hasta tomar la Avenida Segunda a la altura del edificio central de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), donde los caballistas se enrumbarán hacia el oeste en dirección contraria a la amplia carretera hasta topar con el Hospital San Juan de Dios.

Posteriormente, el desfile se desviará al norte por cien metros para instalarse en el Paseo Colón, el cuál marca el tramo final de la actividad, cuya última parada está fijada al frente del Centro Colón.

La edición 2017 del tradicional tope contará con la presencia de 600 oficiales de la Fuerza Pública, quienes velarán por el orden entre los asistentes junto a 250 agentes de la Policía Municipal de San José. Ambas cifras incluyen un contingente de agentes montados a caballo.

También habrá 40 oficiales de la Dirección General de la Policía de Tránsito (DGTP) para el control de vías mediante operativos.

Otro 50 funcionarios del ayuntamiento tendrán a su cargo la limpieza de la ruta, mientras que 36 estarán a cargo del mecateo y la colocación de vallas.

Cuatro personeros del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) vigilarán la presencia de menores de edad durante el evento, a lo igual que como ocurrió en el Festival de la Luz del pasado 17 de diciembre.

Adicionalmente, cuatro funcionarios del Ministerio de Salud y cinco veterinarios del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) realizarán su respectiva vigilancia de la actividad.