Una tricolor desfigurada sufre contra una modesta selección salvadoreña

AltibajosLa Sele ha presentado dos caras en todos sus juegos del 2015, un equipo de altibajos que enfrenta partidos enredados y padece más de la cuenta

Costa Rica estaba lista hoy para su segundo juego en la Copa Oro con los ajustes necesarios, “meter un par de piernas frescas”, en palabras del entrenador Paulo César Wanchope.

Hubo cambios evidentes en la parte defensiva, Junior Díaz pagó caro su mal juego ante Jamaica y su lugar lo ocupó Francisco Calvo. José Miguel Cubero también fue “banqueado” y su lugar lo tomó el saprissista David Guzmán. El mensaje del estratega para este partido fue claro: la defensa falló en su debut.

“Hay que corregir algunas cosas” afirmó Chope durante la semana. Bien, pero qué cuáles además de la defensa. ¿Y la media cancha? Porque en el primer tiempo los medio campistas de la tricolor fueron anulados por el juego de primera intención salvadoreño.

Según las estadísticas de la Concacaf al minuto 30 de la primera parte el dominio de balón era 60% de los cuscatlecos contra 40% de los ticos. Eso sumado a que cada vez que Costa Rica juega en Estados Unidos contra El Salvador, los nacionales son equipo visita. El resultado: las gradas teñidas de azul comenzaron a cantarnos el olé, olé.

A la Sele le costó el primer tiempo, y mucho. Los salvadoreños fueron mas peligrosos y constantes. La Sele tuvo una sola jugada clara al minuto 40 cuando Ruiz disparó por fuera. Pero nada más. Se vio desconectada, parecía una cancha de la serie animada Supercampeones porque la distancia entre los defensas y Álvaro Saborío era kilométrica.

Los salvadoreños trabajaron como termitas con constantes contragolpes que resquebrajaron cualquier táctica proveniente del banquillo tricolor. Esteban Alvarado estuvo más activo que en el partido contra Jamaica. Para suerte tica, los delanteros de Jamaica son más letales que los salvadoreños. Costa Rica jugó mal.

El segundo tiempo presentó una mejoría para los ticos, pero parecía más por agallas que por otra cosa. Joel Campbell, irreconocible por su bajo rendimiento, salió de cambio al minuto 53 por Johan Venegas, y el ataque tico mejoró considerablemente.

Llegó el minuto 59, pase profundo de Saborío para Bryan Ruiz que mostró su calidad goleadora y con tremendo zurdazo liquidó al portero salvadoreño, Derby Carrillo. 6 minutos después un tiro libre para Costa Rica, ejecución de Celso Borges, desvío de la defensa y el balón que rozó el vertical derecho. Eran los mejores momentos para Costa Rica en todo el partido.

Finalmente, llegó el fatídico minuto 91, un salvadoreño que simuló una falta, el árbitro mordió el anzuelo, centro y gol, 1 a 1. Floja marca al final del partido que cuesta carísimo. Costa Rica sigue sin ganar este año.

Esta selección presenta dos caras en todos sus juegos. Una selección con claros altibajos que provocan sufrir más de la cuenta.

Así finalizó el partido y La Sele cosecha más dudas que certezas considerando que los dirigidos por Wanchope no han enfrentado a los rivales de peso de esta copa, Estados Unidos y México que seguramente se frotan las manos por enfrentar a una selección tica sin rumbo claro.

Video: Repretel Canal 6.