Corinthians recibe llaves del estadio inaugural del Mundial, pero las obras continúan

La empresa encargada de la construcción del Arena Corinthians en Sao Paulo, donde se disputará el partido inaugural del Mundial de fútbol el 12 de junio, entregó este martes de forma simbólica el estadio a su club propietario, sin tener las obras finalizadas.

El estadio recién será entregado a la FIFA con varios meses de retraso, el 20 de mayo, a menos de un mes del comienzo de la Copa del Mundo

El plazo inicial de la Fifa para que los 12 estadios del Mundial-2014 estuvieran listos era el 31 de diciembre. En Sao Paulo, la muerte de dos obreros en noviembre y de otro en marzo demoró aún más las obras, que fueron parcialmente suspendidas para realizar investigaciones y mejorar la seguridad.

Otros tres estadios --Porto Alegre, Cuiabá y Curitiba-- continúan también en obras.

Si las constructoras finalizan con éxito las partes restantes del Arena Corinthians que exige la FIFA, entre ellas las retrasadas tribunas adicionales, y pasan las inspecciones de seguridad del cuerpo de bomberos, el primer partido oficial que acogerá el Itaquerao será el 17 de mayo.

Tras tres eventos menores anteriores que están previstos para finales del mes de abril y principios de mayo, el club prevé que el Corinthians reciba al Figueirense por el campeonato brasileño, y que el partido sirva a la Fifa de "evento test" del estadio.

El exdirigente del Corinthians y encargado del club para el estadio, Andrés Sánchez, dijo que el estadio tendría un costo final de entre 920 y 950 millones de reales (aproximadamente entre 411 y 424 millones de dólares), lo que supone un aumento de entre un 14% y 18% del presupuesto inicial.