Corte aprueba ¢3.222 millones para reforzar edificio central por peligro de sismo

obras​Trabajos se realizarán durante 18 meses

La Corte Plena aprobó este lunes ¢3.222 millones para reforzar el edificio central de la Corte Suprema de Justicia por peligro de un sismo o derrumbe.

Los magistrados discutieron esta tarde el plan de intervención del inmueble y recibieron al jefe de la Unidad de Arquitectura del Poder Judicial, quien presentó un informe que concluye la necesidad del reforzamiento del edificio, desde el sótano hasta el noveno piso.

"La estructura tiene aspectos de irregularidad en planta, falta de rígidas lateral y muros con falta de capacidad que le hacen vulnerable ante la ocurrencia de sismos severos, conforme los requerimientos del Código Sísmico del 2002", indica el informe.

Uno de los puntos de discusión, por parte de los magistrados, es dónde serán reubicadas las 481 personas que laboran en el edificio mientras se realizan las obras que tardarán 18 meses.

Según el informe, una opción es alquilar edificios en San José, lo cual tendría un costo de unos ¢630 millones a lo largo de los 18 meses.

Sin embargo, el magistrado de la Sala Segunda, Rolando Vega, dijo que no le satisface el gasto que se haría en alquileres.

En su criterio, lo mejor es la compra de un edificio o incluso construir uno nuevo en las áreas verdes.

Para el magistrado de la Sala III, José Manuel Arroyo, lo menos gravoso es un alquiler por varios meses.

Para que empiece el proyecto, es necesario el plan de ejecución, que debe ser aprobado por el Consejo Superior del Poder Judicial.

Las recomendaciones técnicas de intervención en el edificio se hicieron desde 1990 cuando un informe reveló el riesgo en caso de un sismo severo. En 2005, otro informe llegó a la misma conclusión.

Los magistrados aún no definido si alquilarán otro inmueble para trasladar a los funcionarios mientras se interviene el edificio central.