Corte de La Haya ordena a Nicaragua cesar dragado en el San Juan y retirar presencia de isla Calero

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenaron este viernes al gobierno de Nicaragua cesar las obras de dragado en el río San Juan y retirar cualquier tipo de presencia de isla Calero.

En el fallo que leyeron a partir de las 8 a.m. desde La Haya, en Holanda, acordaron las medidas cautelares reclamadas por el gobierno de Costa Rica en isla Calero.

"Nicaragua tendrá que garantizar la retirada del territorio en litigio de todos los agentes ya sean civiles, de policía o de seguridad e impedir la entrada de tales agentes en el territorio mencionado", indicó el presidente del tribunal, Peter Tomka. Estableció que "Nicaragua deberá abstenerse de cualquier actividad de dragado u otra actividad en el territorio en litigio y, en particular, de cualquier trabajo en los dos nuevos caños" (canales).

También determinó que Nicaragua debe llenar los canales que construyeron en la zona de conflicto en las próximas dos semanas.

La Corte pidió a Costa Rica coordinar con Ramsar para hacer una evaluación de los daños provocados en la zona en disputa.

El Embajador de Costa Rica en Holanda, Jorge Urbina, se mostró satisfecho con la resolución de la Corte y dijo que fue justa al valorar la desobediencia de Nicaragua.

Comentó que debe quedar claro que es una censura momentánea y no se debe confundir con la resolución final de este caso.

Embajador de costa rica en holanda, jorge urbina

Nicaragua deberá acatar las ordenes de la Corte porque eso podría afectarla en la decisión final que den los jueces internacionales, agregó Urbina.

Costa Rica denunció, con videos y fotografías aéreas y de satélite, que Nicaragua había abierto al menos dos nuevos caños para unir el fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe, a través de isla Calero.