Corte de La Haya afina procedimiento para resolver disputa entre Costa Rica y Nicaragua

En enero próximo la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, delimitará la ruta a seguir en el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua, tanto en el caso de la invasión a isla Calero-Portillos como en el proceso por la construcción de la trocha fronteriza o Ruta 1856.

Será a principios del 2014 cuando los jueces del tribunal, localizado en Holanda, convoquen a ambas partes a una reunión para definir si necesitan más tiempo para presentar pruebas o por el contrario están listas para entrar a debatir en audiencias orales y públicas.

El próximo 19 de diciembre está previsto que Costa Rica presente su contra-memoria, en la que contrarresta la querella de Nicaragua por supuestos daños ambientales en el río San Juan, ocasionados por la construcción de la trocha fronteriza.

También está pendiente que la CIJ resuelva la solicitud de medidas cautelares hecha por Nicaragua contra los trabajos en la ruta 1856.

Si Nicaragua o Costa Rica solicitan al presidente de la Corte más tiempo para adjuntar pruebas adicionales, el litigio se extenderá un año más. Seis meses tendría una parte para aportar la documentación y seis meses la otra para rebatirla.

Por el contrario, si no se solicita más tiempo, el tribunal estaría listo para convocar a las audiencias, que son el paso previo para que deliberen y emitan una resolución por el fondo del conflicto.

Según el canciller Enrique Castillo, la reunión de enero será importante para determinar lo que viene, aunque dice estar seguro de que la justicia fallará a favor de Costa Rica.

Canciller Enrique Castillo