Corte pide nuevo edificio para atender necesidades que crea Reforma Procesal Laboral

plan​Presidenta del Poder Judicial dice que se necesita presupuesto de ¢10 mil millones

Un nuevo edificio que costará ¢10.000 millones albergará a los funcionarios que tendrán a cargo implementar los cambios de la Reforma Procesal Laboral, que empezará a regir en julio del 2017, y la Procesal Civil, que se firmará el 4 de febrero.

Para la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, las nuevas instalaciones son necesarias para poder ejecutar ambas leyes de manera eficaz.

En su discurso durante la firma de la Reforma Procesal Laboral, Villanueva aseveró que su institución tiene el compromiso de "darle vida" y cumplir los objetivos de la nueva ley.

"El compromiso ético y político requiere de los medios económicos necesarios para llevarlo a la realidad", sostuvo.

Mayor presupuesto

Además de las nuevas instalaciones, dentro del Presupuesto Nacional del próximo año, la Corte también solicitaría más recursos para la contratación de nuevo personal.

La jerarca detalló que se trata de unas 125 plazas más solo en la asesoría jurídica de la Defensa Pública.

Esto, ya que precisamente uno de los cambios a implementarse con la reforma será que los trabajadores con un salario inferior a ¢902 mil mensuales –equivalentes a dos salarios de auxiliar judicial administrativo– puedan optar por una defensa laboral sin costo alguno.

Con los nuevos recursos también se especializarían tribunales de mayor cuantía fuera de San José, ya que según confirmó Villanueva, la mayoría están centralizados en la GAM.

Los nuevos recursos que solicitará el Poder Judicial en setiembre de este año –cuando el Ministerio de Hacienda hace entrega del proyecto de ley del Presupuesto Nacional al Congreso– serán para poner en marcha ambas reformas procesales a partir de julio del 2017.