Corte Suprema de EE.UU. suspende ambicioso programa de Obama contra el calentamiento global

pausa​Plan pretende reducir emisiones en plantas termoeléctricas

La Corte Suprema de Estados Unidos suspendió este martes un ambicioso programa del presidente Barack Obama que busca limitar las emisiones contaminantes de las centrales térmicas.

La más alta instancia judicial estadounidense se pronunció a pedido de 27 estados, en gran parte de mayoría republicana, que criticaban el plan de Obama en favor de las energías limpias, un pilar de su política para luchar contra el calentamiento global.

El sorprendente fallo del martes es un golpe para el Ejecutivo y un triunfo para una coalición de 27 estados, la mayoría de ellos republicanos y líderes industriales que aseguran que las regulaciones representan una "toma de poder sin precedentes".

Al suspender temporalmente el decreto, la máxima corte indica que la oposición ha presentado un sólido argumento en contra del plan. El mes pasado, una corte federal de apelaciones se opuso a suspender el plan.

El plan tiene como objetivo evitar los peores impactos que se esperan a causa del cambio climático, al reducir en casi una tercera parte las emisiones de dióxido de carbono en las plantas termoeléctricas antes de 2030.