Corte Suprema de Perú ratifica condena de 35 años a sacerdote por violar a un menor

Condena​El exsacerdote Waldir Pérez Salinas, en prisión desde 2012, recibió una condena inapelable de 35 años

La Corte Suprema de Justicia del Perú ratificó la condena de 35 años de prisión a un sacerdote católico acusado de violar a un menor entre los años 2010 y 2012 cuando era capellán en un colegio parroquial de un barrio de Lima.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema confirmó el fallo de la Segunda Sala Penal para reos en cárcel de la Corte Superior de Lima que condenó a Waldir Pérez Salinas por el delito de violación sexual en agravio de un menor de edad.

La sentencia contra el sacerdote, quien está preso desde 2012, no podrá ser apelada ya que se trata de la última instancia judicial.

El fallo estipula que el sentenciado deberá pagar a la víctima un monto de 8.000 nuevos soles (unos $2.300) como reparación civil por el daño causado. La Congregación de Padres Redentoristas en Perú había suspendido en 2012 al sacerdote de todas sus funciones una vez que se conoció la denuncia.

El caso estalló en 2012 luego de que el padre del menor de edad acusó al sacerdote de abusar sexualmente de su hijo en el colegio parroquial San Alfonso en la localidad de Santa Clara en el cono este de Lima, en reiteradas ocasiones, desde el año 2010.

El sacerdote había admitido los hechos y se entregó a las autoridades en mayo de 2012.

La ratificación de la sentencia se conoció en momentos en que en Perú una organización laica católica reconocida por El Vaticano, el Sodalicio de Vida Cristina, se halla en el centro de una tormenta mediática por denuncias de abusos físicos perpetrados por el fundador de ese grupo religioso conservador en contra de al menos tres exintegrantes, hace más de dos décadas.