No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Costa Rica considera impertinente el retiro de EE.UU. de Consejo de Derechos Humanos de la ONU

​Carlos Alvarado que es desde la multilateralidad que se deben discutir temas de derechos humanos

El Gobierno de la República lamentó la decisión de Estados Unidos de retirarse del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Así lo expresó el presidente Carlos Alvarado Quesada, quien dijo que no consideraba pertinente la decisión del gobierno estadounidense, pues asegura que es desde la multilateralidad que se deben dirimir las atrocidades que acontecen contra la humanidad.

"Costa Rica es defensor a ultranza de la multilateralidad como forma del manejo de las relaciones en el mundo globalizado. Creemos que debe ser desde la multilateralidad, los foros, que se discutan y se logren dirimir estos asuntos, por eso consideramos que no es lo pertinente este retiro y lamentamos ese retiro", manifestó el mandatario.

Agregó: "Creemos, y esa es la posición de Costa Rica, que muchas de las situaciones que vive el mundo hoy que debe ser en un espacio multilateral donde se discuta y se vean las distintas materias tanto en derechos humanos como en democracia".

Estados Unidos se retiró del Consejo de Derechos Humanos, según anunció este martes la representante estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, quien calificó a esa instancia como un "nido de motivaciones políticas".

"Tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos", expresó Haley.

La diplomacia estadounidense ya no escondía sus diferencias con la instancia, misma a la que Washington acusaba de tener sentimientos contrarios por Israel, y por la presencia de países que el gobierno considera no deben tener un asiento.

El Consejo de Derechos Humanos fue creado en 2006 para substituir a la Comisión de Derechos Humanos y está formado por 47 países miembro escogidos por mayoría absoluta en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En junio de 2017, Haley ya había exigido una reforma del Consejo, y este año Washington impulsó un proyecto de resolución que contemplaba cambios profundos en ese grupo.

Entre las propuestas estadounidenses se destacan un dispositivo para que los países acusados de cometer violaciones a los derechos humanos puedan ser excluidos de con mayoría simple en la Asamblea y no con el voto de dos tercios.

Exigía a su vez que la cuestión de los "derechos humanos en Palestina" no sea incluida en la agenda de forma sistemática y constante.