Costa Rica importa más de la mitad de los granos básicos que consume

Seguridad alimentaria​Importaciones del período 1998-2011 abastecieron el 34% del arroz, el 69% del maíz y el 73% del frijol

El 61 por ciento de los granos básicos que consumió el país entre 1998-2011 provino del exterior y, a su vez, de países vulnerables a eventos climáticos, señaló este martes el XXI Informe del Estado de la Nación, que por primera vez aborda el tema de la seguridad alimentaria y nutricional de la población costarricense.

"Costa Rica no tiene problemas de disponibilidad, pero esa disponibilidad es muy vulnerable y muy dependiente de las importaciones", señaló la investigadora Karen Chacón, encargada del capítulo ambiental del Informe.

Investigadora XXI Informe, capítulo ambiental, Karen Chacón

En este periodo, más de la mitad del maíz (69 por ciento) y de los frijoles (73 por ciento), así como el 34 por ciento del arroz que abastece el mercado local, fue comprada en el exterior.

El Informe también advierte que la dependencia a la importación de cereales no fue exclusiva de Costa Rica, sino que se dio en toda la región centroamericana, aunque el país registró en ambos períodos la mayor relación de dependencia (65,0 por ciento y 82,4 por ciento, respectivamente).

"Entre 2007 y 2012 el 95 por ciento de las importaciones de granos básicos provino de siete países: Estados Unidos, El Salvador, Colombia, Nicaragua, China, Guatemala y México. Desde el primero se importó el 98,8 por ciento del arroz, el 84,6 por ciento de frijol y el 33,6 por ciento del maíz", cita el Informe.

Chacón destacó que esta investigación es un primer esfuerzo por sistematizar la información disponible, la cual no es abundante y está desactualizada, pues llega hasta el 2011. Gran parte de los datos analizados, aunque no exclusivamente, fueron extraídos de un estudio publicado en 2014 por el Instituto Meteorológico Nacional.

INVESTIGADORA XXI INFORME, CAPÍTULO AMBIENTAL, KAREN CHACÓN

Es la primera vez que el Informe Estado de la Nación analiza el tema de la seguridad alimentaria, concepto desarrollado por la FAO en 1996, y que consiste en la garantía de que todas las personas puedan acceder a alimentos en todo momento y que, al mismo tiempo, estos sean inocuos y nutritivos, precisó la especialista.

El Informe también señala que esta fuerte dependencia de las importaciones y vulnerabilidad "potencial" de la ciudadanía a padecer inseguridad alimentaria y nutricional se debe, en gran parte, a la transformación de la estructura productiva del país de los últimos 30 años.

Paulatinamente, Costa Rica abandonó su larga tradición agrícola por el cultivo intensivo de productos "no tradicionales" y que no formaban parte de la dieta nacional. El Informe también menciona, entre otras causas, el cambio en el uso de suelo, de agrícola a urbano.

INVESTIGADORA XXI INFORME, CAPÍTULO AMBIENTAL, KAREN CHACÓN

Según datos del VI Censo Nacional Agropecuario, realizado por el INEC y analizado por los investigadores, las áreas dedicadas al cultivo de granos básicos disminuyeron significativamente en los últimos 30 años, y representan un 8,4% de la producción nacional. Por el contrario, la extensión de cultivos como la caña de azúcar, la palma africana o la piña aumentaron considerablemente.

"Por un lado, el territorio agrícola se enfoca cada vez más en la exportación (en respuesta al estilo de desarrollo vigente) y se dedica menos a la producción de alimentos, sin mayores ajustes en la productividad; y por otro lado, la seguridad alimentaria demanda no solo políticas sectoriales de fomento productivo, sino además acciones sobre la pobreza", señala el Informe.

Uno de los principales desafíos para el país está en garantizar que las personas puedan acceder a estos alimentos "en todo momento", señaló Chacón, pues "la cantidad de hogares que no tienen ingresos suficientes para acceder a la canasta básica de alimentos se triplicaron en los últimos 19 años".